EEUU: Reabastece Texas medicamento usado para ejecuciones de reos

Associated Press
Houston—Los funcionarios penitenciarios en Texas adquirieron un pequeño suministro de pentobarbital para reabastecer su escaso inventario del medicamento que es utilizado en la inyección letal para las ejecuciones programadas el mes entrante, en el estado más activo en la aplicación de la pena de muerte en la nación, se lleven a cabo, según informó el Departamento de Justicia Penal de Texas.

Cuatro presos ya han sido ejecutados este año en Texas, por lo que el pentobarbital que quedó en el inventario del estado es suficiente para llevar a cabo únicamente la ejecución por medio de la inyección letal de Kent William Sprouse, el próximo 9 de abril, condenado por la muerte a tiros de un oficial de la Policía en el norte de Texas y de otro hombre en el 2002.

Sprouse es el primero de cuatro reos que están próximos a ser ejecutados en abril.

La dependencia ahora tiene cantidad suficiente del poderoso sedativo para llevar a cabo las otras tres ejecuciones, según lo confirmó el portavoz Jason Clark. Por lo menos otros dos presos enfrentarán la pena capital en mayo y en junio, por lo que se requerirá otra adquisición del medicamento.

Las compañías farmacéuticas, bajo presión impuesta por los opositores a la pena de muerte, han dejado de vender los medicamentos a las prisiones de Estados Unidos para las inyecciones letales.

Por lo que Texas y otros estados han tenido que recurrir a farmacias facultativas menos reguladas para hacer el pedido de los medicamentos. Los estados también están explorando otros métodos de ejecución.

Tal como en el pasado, los funcionarios penitenciarios de Texas se rehusaron ayer a identificar al proveedor del nuevo suministro.

Los funcionarios insisten que la identidad del proveedor del medicamento debe permanecer en secreto para que éste quede libre de amenazas o represalias.

Clark confirmó únicamente que los nuevos medicamentos fueron comprados “a una farmacia certificada que tiene la habilidad de elaborar el químico”. Se negó a revelar si se trataba del mismo proveedor al que la dependencia ha recurrido con anterioridad.

Deja un comentario