¿Qué pasa con los medicamentos caducos en México?

Los medicamentos caducos representan un riesgo sanitario y ambiental para todos

Ante la creciente ola de comercialización de medicamentos caducos en el mercado ilegal, las industria farmacéutica y las autoridades de salud crearon el Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos (SINGREM), con el propósito de recolectar todos aquellos medicamentos que han expirado o los residuos de medicamentos que ya no se utilizan.

Según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris ), alrededor de doce millones de medicamentos caducos no son recuperados por autoridades sanitarias. Se estima que el 30 por ciento de estos son desviados al mercado ilegal y sus ventas han llegado a constituir el seis por ciento del producto total de los medicamentos que se expenden en el país.

Actualmente SINGREM trabaja en Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Morelos, Aguascalientes, Tlaxcala, Jalisco, Estado de México y el Distrito Federal.

Durante el mes de marzo, esta asociación ha recolectado y destruido 180 toneladas de medicamentos caducos tan solo en el Estado de México, segunda entidad federativa donde más fármacos caducos se captan.

Cuentan con maquinas especiales en dónde las personas pueden depositar sus medicamentos sin temor a que estos puedan ser sacados de alguna forma; estas, se encuentran distribuidas en farmacias, tiendas de auto servicio, hospitales y oficinas de gobierno.

A la fecha, se han recolectado 891 toneladas de medicamento caduco a través de tres mil 805 contenedores, buscan lograr cobertura nacional y se plantean llegar a los seis mil depósitos durante el presente año.

Con un presupuesto de 35 millones de pesos adquieren, distribuyen, monitorean y recogen los contenedores; una vez que estos llegan a su poder se analizan, a través de las diferentes clasificaciones que realizan con los medicamentos, y se realizan estadísticas sobre los padecimientos crónicos que más se presentan, las causas de morbilidad y las enfermedades más frecuentes entre los mexicanos, datos que resguarda Canifarma y Cofepris.

Son cada vez más las personas que eligen este medio como el más seguro para deshacerse del medicamento que ya no necesitan, de acuerdo a las estadísticas la devolución de medicinas caducas por parte de las farmacias a los distribuidores aumento de un 15 a un 80 por ciento en el 2012; mientras que en los hogares el aumento fue de 8.8 toneladas a 157 toneladas en abril del 2013.

México no cuenta con un adecuado manejo de riesgos sanitarios, no cuenta con plantas de tratamiento para aguas residuales ni rellenos sanitarios, la ley establece ciertas obligaciones pero no se manejan explícitamente las sanciones que deben de tener y por estas razones, el trabajo de este tipo resulta fundamental para la consolidación de un cambio en la forma en que las personas deciden desechar el material que ya no les sirve y al mismo tiempo que protege al ambiente y a otras personas alrededor.

Deja un comentario