España: Gremio médico reclama que la ketamina no se clasifique en la categoría de medicamentos controlados

En base a esta petición, la organización ha mandado un escrito a la Aemps para que defienda esta posición en la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas
Redacción. Madrid

La Organización Médica Colegial (OMC) ha respaldado el posicionamiento de la asociación Médica Mundial (AMM) para que el anestésico esencial ketamina no se clasifique en la categoría de medicamentos controlados.La ketamina es un principio activo de carácter anestésico que se utiliza en cirugía y, principalmente, en los países pobres o en situaciones de crisis ya que es la única alternativa disponible para la narcosis. El hecho de que también se utiliza como droga de abuso recreativo ha propiciado a que algunos países hayan propuesto cambiar su clasificación porque consideran que así se reduciría su uso ilícito.

Por su parte, la AMM ha advertido de los riesgos de la decisión de clasificarla en medicamentos controlados, un posicionamiento que comparte también la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera que el uso indebido de la ketamina no parece plantear un riesgo para la salud pública a escala mundial para que se justifique someter la sustancia a clasificación internacional en estos momentos. Por tanto, la organización mundial ha incluido este principio activo en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales y también la dirigida para niños.

Aunque la OMS reconoció las inquietudes planteadas por algunos países y organizaciones de Naciones Unidas (ONU), considera que el uso indebido actual de la ketamina no parecía planear un riesgo para la salud pública a escala mundial que justificara someter la sustancia a fiscalización internacional, por lo que recomendó que no se hiciese teniendo en cuenta el uso como anestésico en los países en desarrollo y en situación de crisis.

Ante el riesgo de la Comisión Económica y Social de la ONU tomara la decisión de clasificar la ketamina como medicamento controlado por recomendación de la Comisión de Estupefacientes de este organismo internacional, la Asociación Médical Mundial pidió a todas las 111 asociaciones miembros que se posicionaran ante sus gobiernos para oponerse a esta clasificación.

En base a esta petición, la OMC ha enviado un escrito en este sentido a la Dirección de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para que en la reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, celebrada en Viena el pasado 13 de marzo, el representante español en la misma defendiera el posicionamiento de los médicos del mundo.

Decisión final aplazada

Finalmente, esta Comisión de Estupefacientes ha decidido aplazar la decisión hasta el próximo año, tras considerar las recomendaciones internacionales que evidencian que clasificarla obstaculizaría el que muchos países subdesarrollados recibiesen el tratamiento eficaz contra el dolor y, en su lugar, proponer el cumplimiento de las normas de prescripción para evitar el uso indebido, así como un mayor control de la producción, distribución e introdución que no existe.

En España es uno de los países afectados por el uso indebido de la ketamina y por ello se encuentra sometida a clasificación nacional en la lista que regula las sustancias y preparados psicotrópicos (IV del Real Decreto 2829/1977), aunque hay una garantía de acceso fácil para cirugía y anestesia en la atención humana y veterinaria, ya que la disposición de este psicotrópico se hace con receta normal y no especial para estupefacientes en la que es necesario reflejar el DNI de la persona a quién se dispensa.

Deja un comentario