Europa se prepara para la caducidad de cuatro patentes biológicas durante 2015

J. R-T. / Madrid – @ElGlobalNet
El aluvión de caducidades de patentes biológicas que se precipitarán hasta 2020 tiene al presente ejercicio como uno de los mayores protagonistas. Hasta cuatro moléculas perderán la protección este año, por lo que la aparición de sus respectivos biosimilares no se hará esperar. Los fármacos afectados serán Enbrel (etanercept), Novomix, (insulina aspart), Copaxone (glatiramer acetate) y Neulasta (pegfilgrastim), de las compañías Pfizer, Novo Nordisk, Teva y Amgen, respectivamente.
Ante esta nueva oleada de caducidades, algunos expertos, como Álvaro Hidalgo, profesor de Economía de la Universidad de Castilla-La Mancha, aseguraron que estos medicamentos deben funcionar como una puerta giratoria de recursos que permitan hacer frente a los nuevos biológicos innovadores que también van a hacer su aparición en la terapéutica durante esta década. “Es necesario garantizar el uso y el desarrollo de los biosimilares y aprovechar su utilización para poder financiar nuevos medicamentos, pero sin erosionar la innovación que supone el medicamento biológico innovador”, afirmó Hidalgo.
La visión que el académico quiso transmitir a la Administración es que no se olvide del valor terapéutico de los biológicos innovadores por el caramelo económico que supone un biosimilar, que tiene de base una reducción de precio respecto al producto de referencia de hasta el 30 por ciento. “Es necesario abordar la incorporación de los nuevos biológicos al Sistema nacional de Salud desde una óptica amplia y no solo presupuestaria; las economías de la OCDE deben ser capaces de poner a disposición de sus ciudadanos, de una forma justa y equitativa, los nuevos biológicos que entrarán en el mercado”, aseveró Hidalgo. Las recetas de este economista para que el sistema sanitario no quede desprovisto de la innovación necesaria para mantener la calidad son “el uso correcto de la denominación del fármaco biológico, defender el sistema de patentes y que la fijación del precio sea principalmente función del valor del medicamento”.

Deja un comentario