España: Un juez investiga si el dueño de Cofares traficaba con medicamentos

Carlos González Bosch declara hoy como imputado en un presunto delito de tráfico ilegal de medicinas. Podría ser juzgado por falsedad documental y por un delito contra la salud pública
Foto: El presidente de la distribuidora farmacéutica Cofares, Carlos González Bosch (EFE)
El presidente de la distribuidora farmacéutica Cofares, Carlos González Bosch (EFE)

Carlos González Bosch, presidente de la cooperativa farmacéutica Cofares, la mayor empresa española de distribución de medicamentos, comparece este jueves ante un juez de Teruel como imputado en un presunto delito de tráfico ilegal de medicamentos. Según ha podido saber El Confidencial, en la trama estaría implicada la sociedad Euroserv, filial de Cofares para la exportación de medicamentos. González Bosch se enfrenta a penas de falsificación de documentación pública y delito contra la salud pública, y ha sido citado el mismo día que Félix Martínez López-Brea, miembro del consejo de administración y tesorero de Euroserv. Los dos son administradores últimos de esta compañía de distribución de medicamentos con sede en Alicante que, según las investigaciones judiciales, sería la que se encargaba presuntamente de exportar las medicinas que se desviaban del circuito legal de comercialización a través de la distribución inversa.

Según recoge El Diario de Teruel, estas nuevas citaciones se han producido tras el estudio de la documentación incautada en la entrada y registro que agentes de la policía judicial de la Guardia Civil de Teruel hicieron en la semana del 9 de febrero en las instalaciones de Euroserv en Alicante, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) a través de un comunicado. La citación a estos dos nuevos imputados se ha hecho “ante las reiteradas peticiones del ministerio fiscal”, si bien el juzgado ha pedido ya la inhibición del caso a favor de la Audiencia Nacional, igualmente a petición de la Fiscalía.

Tras conocer la noticia, un número cada vez mayor de farmacéuticos cooperativistas de Cofares reclaman la dimisión de González Bosch al frente a la sociedad al considerar que su imputación compromete la reputación de todo el sistema farmacéutico. El sector estima que el propio González Bosch “ha traspasado la línea roja que él mismo marcó en 2012” cuando forzó la destitución del entonces director general de Cofares, imputado por tráfico de influencias en el caso Campeón y que fue archivada posteriormente  con todos los pronunciamientos favorables.

Burlar el modelo tradicional

El procedimiento judicial contra González Bosch se fundamenta en las actividades de la empresa Euroserv, filial de Cofares y dedicada a la exportación de medicamentos. Las investigaciones policiales señalan que esta empresa presuntamente se dedicaba a comprar medicamentos de alto valor a intermediarios que a su vez los obtenían de la red de farmacias, donde los compraban a precios subvencionados, para revenderlos en el exterior a precio libre. Este sistema burla el modelo de doble precio de medicamentos, uno subvencionado para el sistema público de salud y otro libre para el exterior, además de romper su trazabilidad, lo que los convierte en mercancía ilegal.

González Bosch asegura que desconocía que en Euroserv se hiciesen esas prácticas, lo que no resulta creíble para los investigadores, pues era el máximo responsable de la sociedad y firmó sus cuentas. Se estima que el 30% del beneficio declarado de Cofares procede del negocio de la exportación de medicamentos y que una parte se origina presumiblemente en el tráfico ilegal.

Cofares tomó la decisión de destituir a su director general para que pudiera “defenderse del proceso abierto con tranquilidad y centrarse en esta labor”, según expresaba textualmente la nota de prensa emitida por la compañía.

Deja un comentario