Argentina: Presentan recomendaciones para evitar el uso indebido de medicamentos en niños en edad escolar

BUENOS AIRES, febrero 25: En base a documentos nacionales y nuevas leyes vigentes, el Consejo Federal de Educación difundió 17 recomendaciones para evitar el abuso del diagnóstico y medicalización de los niños en edad escolar. El documento será difundido en todo el país a través de los ministerios provinciales.

Desde hace un tiempo, especialistas de diversas ramas alertan sobre la tendencia cada vez más extendida de medicar a niños, en especial en edad escolar, por supuestos trastornos de la conducta. El uso de estos fármacos es cuestionado, y se lo relaciona con la denominada “medicalización de la vida diaria”, que hace que se consuman psicofármacos y otros tratamientos similares de forma irracional. Para dar un marco de contención, en el país se presentaron una serie de recomendaciones para evitar el abuso de estos medicamentos, en el marco del Consejo Federal de Educación. El objetivo es evitar el uso indebido de estos productos, y generar una mejora en el diagnóstico de las patologías en el ámbito escolar.

El trabajo presentado a las autoridades educativas fue elaborado por la Comisión Interministerial de Salud Mental, y contiene “17 recomendaciones tendientes a evitar que los problemas de los chicos en el ámbito escolar se resuelvan masivamente a través de diagnósticos apresurados o prescripción de medicamentos, eludiendo el abordaje de las causas que pueden provocar determinados comportamientos”.

Según informó el titular de esta comisión, Leonardo Gorbacz, el documento tiende a “evitar el uso inapropiado de diagnósticos, medicamentos u otros tratamientos a partir de problemáticas en el ámbito escolar”, y fue elaborado por distintos ministerios nacionales, en base a recomendaciones nacionales e internacionales, además de leyes nacionales vigentes como la Ley de Salud Mental, la de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y la de Educación.

“Un chico que no aprende o que está distraído puede estar viviendo una situación de violencia en la casa, o un duelo, o una dificultad relacional, e incluso un problema con el esquema pedagógico institucional, por lo que si lo diagnosticamos y medicamos apresuradamente y reducimos todo a un problema neuronal, no vamos nunca a averiguar la causa real y vamos a dejar al chico solo sin nadie que lo escuche”, dijo Gorbacz.

El documento, recomienda generar espacios de escucha y no reducir la complejidad de los problemas a una sola causa, trabajar en red con salud y evitar nomenclaturas homogeneizantes, además de otras recomendaciones.

Del encuentro participaron el viceministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk; el subsecretario de Equidad y Calidad Educativa, Gabriel Brener; el secretario del Consejo Federal de Edfucación, Tomás Ibarra; el coordinador del equipo de infanto juvenil de la Dirección Nacional de Salud Mental, Federico Beynes; y ministros de educación de todo el país, quienes apoyaron el documento y acordaron un trabajo conjunto de difusión y capacitación en las distintas provincias.

abriela Dueñas, psicóloga y licenciada en Educación, explicó que “muchos de los comportamientos por los cuales los chicos terminan siendo medicados son síntomas de problemáticas de carácter social, familiar, escolar; y otras tantas son simplemente conductas con las que hoy se nos presentan las nuevas infancias y adolescencias. Se patologiza, cuando en realidad muchas veces un niño padece, por ejemplo, situaciones de violencia familiar y a esto lo expresa en la escuela a través de determinado tipo de dificultades para prestar atención en clase”.

“Si no somos capaces de escuchar lo que nos está tratando de comunicar ese niño con esa dificultad le ponemos una etiqueta de ADD (trastorno por déficit de atención con hiperactividad, Attention Deficit Disorder, en inglés) y encima lo estamos sometiendo a la administración de drogas psicoactivas, como anfetaminas, y a programas de adiestramiento conductual. Estamos arrasando con sus derechos, lo estamos silenciando, y ejercemos sobre él una nueva forma de violencia, esta vez por parte de la escuela y de los profesionales que están en esta línea de trabajo”, agregó la profesional, en el marco de las Jornadas Patologización y Medicalización de las Infancias y Adolescencias actuales y sus Derechos en Juego, realizadas el año pasado en Entre Ríos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: