Táchira: “Hay un grupo organizado comprando psicotrópicos con récipes escaneados”

Nancy Porras/La Nación

 Ewaldo Rojo, jefe de drogas, medicamentos y cosméticos de Corposalud“Hay una banda organizada comprando psicotrópicos con récipes escaneados de médicos, indicando la medicina rivotril  y lexotanil, los cuales llevan para Colombia, país donde son costosísimos”.
La advertencia fue hecha por Ewaldo Rojo, coordinador regional de Drogas, medicamentos y cosméticos de Corposalud, quien  explicó que donde hay  frontera existe el contrabando; no obstante, en el Táchira se ha arreciado últimamente con los medicamentos, además de víveres y otros productos.Sostuvo  que los controles de los psicotrópicos están bien, todas las droguerías que  despachan a las farmacias este tipo de fármaco, mensualmente pasan  a la coordinación la relación de las ventas que  han hecho a los distintos expendios de medicina.

 

Además todas las boticas  mensualmente tienen que rendir una relación en esta coordinación  del movimiento que ha habido de psicotrópicos y estupefactivos y otros productos controlados por el Ministerio de Salud desde hace varios años, recordó el jefe de Drogas, medicamentos y cosméticos.

“El control  se mantiene en la venta de  antibióticos, insulina y misoprostol, este último es un  fármaco utilizado en la práctica de abortos, sin embargo, hay algunos establecimientos  donde no se cumple mucho con este procedimiento”, subrayó Rojo.

“En algunas farmacias a veces venden  psicotrópicos sin récipe médico, violando la Ley de Drogas, pero son casos aislados”, dijo. 

Agregó que  el Ministerio de Salud está trabajando sobre este particular y busca controlar el envío de medicamentos a zonas  álgidas como la frontera, por lo cual se tiene ya una logística para impedir el bachaqueo de esos medicamentos y las  farmacias tienen instrucciones precisas de cómo deben actuar con este tipo de clientes que buscan estos fármacos y que generalmente son contrabandistas.

“En cuanto a la  situación con los casos de chicunguña que está atacando al estado Táchira, especialmente en San Antonio y Ureña se trata de ofrecer los medicamentos necesarios para controlar la enfermedad que a veces se complica sobre todo en  los pacientes que sufren de artritis crónica, a los cuales  les duele todas las articulaciones”, dijo.

Se ha tratado con ciertos medicamentos -expresó el doctor Rojo-; al comienzo se manejaba con solo acetaminofén, que es un producto que sirve para bajar la fiebre y alivia algunos dolores pero en ciertos casos no ha sido efectivo porque son dolores específicos, es decir, en las articulaciones.

“El gobierno nacional, a través del Ministerio de Salud, envió suficiente cantidad acetaminofén, incluso hubo que traerlo importado urgentemente de Brasil, porque no lo había en Venezuela”, apuntó Rojo.

Al mismo tiempo, refirió que la enfermedad es difícil de erradicar, los dolores son muy fuertes, la gente presenta debilidad, alteraciones en la tensión arterial, a veces en la vista, es decir, es una enfermedad que hasta  el momento no se imaginaba la parte médica que iba a ser tan complicada, en ciertos cuadros clínicos  ni los esteroides, que siempre tienen una respuesta importante en  casos de  dolores fuertes, han sido tan efectivos; alivia solo un poco y vuelve el dolor.

–¿Por qué hay problemas para adquirir el ácido fólico y la vitamina C?

— La gente lo está utilizando para el chicunguña pero deben tomar en cuenta que son medicamentos preventivos, es decir, para evitar que se presente la enfermedad, en realidad no son curativos, algunas personas se inyectan cocteles, buscan incluir incluso el benutrex, que está muy escaso y caro, se vendía a  ochenta bolívares y ahora se debe cancelar entre 400 y 500 bolívares–, aseveró.

Con respecto al desabastecimiento de antihipertensivos, destacó que  hay muchos tipos de  medicamentos, pero la mayoría de médicos prescriben uno, dos o tres, no obstante, en estos  momentos que se está en crisis, el farmaceuta  está en el deber de hacer las sustituciones.

En tal sentido, explicó que en la parte de medicamentos hay un gran número de fármacos comerciales; por lo menos en el caso de los antibióticos,  la ampicilina es la base de más de 40 medicamentos con nombres comerciales diferentes.

“Lo que pasa es que cada laboratorio le asigna el nombre que le conviene para hacer su promoción pero en el fondo es la misma ampicilina de 500 y tiene  igual efecto terapéutico”, precisó.

Lo que también sucede es que hay una campaña de descrédito contra los medicamentos genéricos, porque a los laboratorios les conviene vender los nombres patentados que son más costosos que el genérico, el cual se ofrece a precios más bajos, concluyó el coordinador de Drogas de Corposalud.

Deja un comentario