Argentina: La mitad de las publicidades sobre medicamentos viola las normas sanitarias

CÓRDOBA, enero 14: Un informe realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo de Políticas Públicas en Salud (CEDePPS) analizó la publicidad televisiva sobre medicamentos en Córdoba y emitió un alerta.

De acuerdo al relevamiento realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo de Políticas Públicas en Salud (CEDePPS), un 50 por ciento de las publicidades que se emiten en la TV de Córdoba no cumple con las normas establecidas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Además, del informe se desprenden otros datos preocupantes: un 68 por ciento de las publicidades inducen al uso indiscriminado – sugiriendo una respuesta excesiva o temor o angustia si no se utilizaba el producto -, mientras que otro 48 por ciento fue clasificado como publicidad engañosa.

Una de las investigadoras del CEDePPS, Flavia Gallina, dialogó con la periodista Mariana Romito para el diario La Mañana de Córdoba y comentó el método empleado para desarrollar el estudio: “La observación se realizó durante la última semana de octubre y la primera de noviembre e incluyó 42 observaciones de 25 productos”.

La profesional explicó que “El objetivo de este trabajo fue describir y analizar de manera cualicuantitativa, el contenido de la publicidad, determinando mensajes que puedan significar daños potenciales para la salud individual y pública y transgresiones a las normativas del ANMAT”.

El cuerpo del análisis fueron los segmentos publicitarios de los horarios centrales de 21 a 23 de lunes a domingo, de canales de la televisión abierta y por cable, estatales y privados, de mayor audiencia: Televisión Pública, Canal 10, Canal 8, Canal 12, Canal 9 y América.

Se evaluó la presencia de publicidad de medicamentos, en los segmentos publicitarios y de la publicidad intra-programa. Se analizó la frecuencia y contenido de las publicidades de medicamentos, fitoterapicos, cosméticos y suplementos dietéticos identificados, según reseña el portal cordobés.

Respecto a la TV Pública y los SRT, en los segmentos observados no se objetivó publicidad de medicamentos, cosméticos o suplementos dietarios. En Canal América, Canal 9, Telefé y Canal 12 de Córdoba, se objetivó entre un 10 a un 33%, de publicidades

de medicamentos, cosméticos y suplementos dietéticos que debieran estar regulados por ANMAT. En cuanto a la publicidad de medicamentos exclusivamente la frecuencia estimada fue del 7 al 17%.

LOS RESULTADOS

– De las publicidades de 25 productos, el 56% (14) no dejaba en claro a qué categoría pertenecía el producto (medicamentos, fitoterapicos, cosméticos , suplementos dietarios).

– El 40% de los productos (10), no figuraban en el Listado Oficial de Medicamentos Actualmente Comercializados (LOMAC)

– En tanto el 68% (17), inducían al uso indiscriminado, sugiriendo una respuesta excesiva o temor o angustia si no se utilizaba el producto.

– EL 44% (11) de las publicidades, incluían las leyendas adecuadas según la reglamentación, y el 48% utilizaban expresiones no autorizadas por ANMAT.

– El 48%, fueron calificadas por los observadores como publicidad engañosa.

El análisis cualitativo de los contenidos de las publicidades, mostró no sólo un diseño de la publicidad que transgrede francamente las normativas establecidas por ANMAT, sino además mensajes controversiales respecto al cuidado y a la concepción misma de la salud.

El informe detalla que los resultados del mismo “indican un escenario que al menos se interpreta como conflictivo y cuestionable respecto al cuidado de la salud”.

“El tipo de mensaje persuasivo para generar el consumo de un producto, tiene otra dimensión y significancia cuando se refiere a la salud de la comunidad, no sólo por los aspectos o valores que promueven las publicidades, sino por los daños potenciales que pueden originarse con el uso indiscriminado, el autoconsumo y la automedicación”, manifestó Gallina, quien destacó que los resultados de la observación ya fueron notificados al Anmat.

La profesional destacó además que “los propios profesionales de la salud, se encuentran condicionados por la “propaganda médica”, respecto a su conducta prescriptiva, obviamente el escenario creado por la propaganda orientada al público general, potenciaría ese hecho”.