Mexicanos, por falta de dinero, cambian medicamentos por remedios caseros

Imagen: cuartoscuro.com
Imagen: cuartoscuro.com

 

Jueves 18 de diciembre de 2014

La reducción del poder adquisitivo entre los mexicanos ha hecho que estos eviten el consumo de medicamentos que pueden ser sustituidos por remedios naturales e incluso alimentos.

Ciudad de México.- Usted ha preferido prepararse un remedio de rábanos con limón para combatir indicios de gripa o ha tomado sin cesar grandes cantidades de infusiones de bordolobo para combatir su tos, entonces es del número de mexicanos cada vez más creciente, que prefiere recurrir a remedios caseros antes que gastar en medicamentos.

“Definitivamente sí, porque los pacientes reducen la utilización de medicamentos que no son esenciales”, asegura Diego Ayala, director de Marketing de IMS Health Institute para Latinoamérica, al afirmar que en México los remedios caseros o uso de plantas medicinales son cada vez más frecuentes para atender ciertas condiciones de salud.

En entrevista vía telefónica desde su oficina en la ciudad de México, Ayala reconoce a elsemanario.com que existe toda “una tendencia en todo el mundo y se ha acentuado en México, (de no) acudir a utilizar medicamentos cuando no hay unas enfermedades que demanden medicinas tradicionales, que estén manejando condiciones severas, condiciones cardiovasculares, condiciones de sistema nervioso central, condiciones que demanden un diagnóstico y un tratamiento con un principio activo.

“Hay muchas otras afecciones como las respiratorias, gastrointestinales, que hoy pueden manejarse incluso con alimentos, por ejemplo, que esos alimentos que contienen fibra, entran a sustituir mucho toda una línea de medicamentos que contienen fibras para poder manejar estreñimiento”, advierte.

El IMS en su Panorama Mundial de Medicamentos A través de 2018 (Global Outlook for Medicines Through 2018) reportó que el gasto per cápita para 2018 de México en medicinas, coloca al país en el lugar doce de 15 países contemplados.

Con Estados Unidos a la cabeza del estudio, México también es superado por países como Rusia, Brasil y Corea del Sur en el gasto en medicinas.

Dicho estudio señala que los medicamentos genéricos continúan impulsando su crecimiento a nivel mundial, de eta forma América Latina tiene la mayor proporción del crecimiento de los genéricos de todas las regiones; los genéricos son el conductor más grande de todo el mundo, pero América del Norte.

Por su parte el estudio señala que los medicamentos genéricos fabricados localmente serán los principales beneficiarios del aumento de la demanda en América Latina, por lo que aumentará su participación en el mercado, convirtiéndose en una fuente clave de medicamentos asequibles en los mercados, por ejemplo, africanos, donde los fabricantes nacionales a menudo disfrutan un tratamiento preferencial para estimular la producción nacional.

La expectativa de medicinas en México

A decir de Ayala, México en el 2018 va a estar tener un crecimiento de entre uno y tres por ciento del mercado farmacéutico, “después de haber tenido caídas en el 2016 y en el 2015, estas caídas han venido correspondiendo pues a la situación económica que está viviendo el país, a una migración de muchos pacientes y consumidores del sector privado al sector público, que empieza a hacer también una buena distribución de medicamentos y esto hace que haya una caída en el sector privado, que es el que tiene mayor visibilidad para las evaluaciones que se hacen en el mercado”.

De acuerdo a la Secretaría de Economía México México es el segundo mercado más grande de América Latina en la industria farmacéutica, y es un importante productor de medicinas de alta tecnología, incluyendo antibióticos, antinflamatorios y tratamientos contra el cáncer, entre otros.

Asimismo, 14 de las 15 principales empresas a nivel internacional se encuentran ubicadas en el país, por lo que México se ha posicionado como uno de los principales centros manufactureros del sector a nivel mundial. La industria farmacéutica representa en promedio 1.2% del PIB nacional y 7.2% del PIB manufacturero.

La industria farmacéutica en México está conformada por el 74.7 por ciento de medicamentos de patente, el 12.1 por ciento de medicamentos genéricos y el 13.2 por ciento de medicamentos sin prescripción. Respecto a los genéricos, se espera que este segmento tenga un crecimiento significativo como consecuencia de las nuevas legislaciones sobre bioequivalencia que disminuirán la venta de medicamentos similares. De igual forma, tanto las compañías transnacionales como nacionales y el gobierno están interesados en explotar este segmento e introducir medicinas a precios accesibles al mercado mexicano. El crecimiento de la oferta de los medicamentos genéricos dependerá en gran medida de que no se renueven las patentes existentes.

Por Octavio N. Cervantes.