Bayer acuerda pagar 1,8 millones de dólares a 9.200 afectadas por sus anticonceptivos

Por Miguel Jara

La compañía farmacéutica Bayer ha llegado a acuerdos extrajudiciales por valor de 1,8 millones de dólares con 9.200 mujeres que habían demandado en los tribunales por los daños provocados por los anticonceptivos Yaz y Yasmin. Las demandantes sufrieron trombosis y embolias pulmonares. Esto supone un nuevo reconocimiento de Bayer de la peligrosidad de ese grupo de fármacos cuyo principio activo es la drospirenona.

Los datos provienen del propio informe que la farmacéutica realiza para informar a sus accionistas. Hay que destacar que la indemnización se hace sin reconocimiento de responsabilidad por haber causado esas reacciones adversas en concreto. Lo que quiere Bayer es librarse de la mala imagen que les darían todo esos pleitos, desarrollados durante años y de tener que indemnizar a sus víctimas con cantidades mayores, segura de que perdería los juicios.

Yasmin Yaz anticonceptivos hormonas eacciones adversas medicamentoEl no reconocimiento de trombosis y embolias es para librarse de que más afectadas les demanden, algo que debería suceder con toda lógica.

En España por ejemplo, apenas conozco casos de mujeres que padezcan dichos daños, cuando ha de haber decenas si no centenares pues son medicamentos muy consumidos, los denominados popularmente como “la píldora”.

Todavía hay pendientes otros 2.100 casos que es probable que terminen en acuerdo extrajudicial. Sobre otras demandantes que alegan otras reacciones adversas diferentes a las citadas existen otras 2.600 denuncias.

Las primeras demandas se pusieron en 2009, cinco años después llegan las compensaciones económicas. En este blog llevamos años advirtiendo sobre la peligrosidad de los anticonceptivos orales fabricados con hormonas. Lo último que publicamos fue Medicamentos anticonceptivos: El sexo está poniéndose nocivo.

El tromboembolismo venoso consiste en la formación de coágulos de sangre en el interior de las venas, la mayoría de las veces en las piernas (trombos). Estos coágulos pueden quedarse en el lugar en el que se producen generando un cuadro de trombosis venosa en una zona localizada, pero en determinadas ocasiones pueden llegar a desplazarse hacia los pulmones produciendo lo que se conoce como embolia pulmonar.

Existe preocupación en todo el mundo por el número escandaloso de muertes relacionadas con esta familia de fármacos y hay fabricantes de los mismos en apuros en los tribunales. Las conclusiones de las agencias reguladoras de fármacos intentan proteger los intereses de los laboratorios pues hay un mercado gigantesco en juego.

El caso es que otros tipos de anticonceptivos también están en el punto de mira. Es el caso del anillo vaginal marca NuvaRing. O el asunto del anticonceptivo Essure, también de Bayer, contra el que trabaja la popular activista Erin Brockovich porque “está perforando úteros, colon, paredes del estómago…”, según ella.