Alemania retira 80 medicamentos, uno de laboratorio español, por deficiencia en sus estudios

Las autoridades alemanas retiraron hoy provisionalmente las licencias para 80 medicamentos, varios de ellos de un laboratorio español, debido a estudios deficientes en los que pudo haber manipulación indebida de electrocardiogramas.

El Instituto Federal de Medicamentos y Productos Médicos (BfArM) examinó las licencias de 176 medicinas y, aunque no encontró peligros evidentes para la salud, decidió suspender las licencias de 80 por las deficiencias en los estudios, realizados por el laboratorio indio GVK Biosciences.

Estas deficiencias fueron descubiertas por una inspección de las autoridades francesas, que recomendaron no seguir considerándolos válidos. La medida afecta a 16 empresas, entre las que se encuentran los Laboratorios Liconsa de Azuqueca de Henares (España) y su medicamento Candesartan hidroclorotiazida, indicado para tratar la presión arterial elevada.

Entre los medicamentos afectados, todos ellos genéricos, hay algunos contra la presión alta, las migrañas, la depresión y otros para prevenir infartos. Para la comercialización de los genéricos, recordaron las autoridades, los productores tienen que demostrar que la composición de sus productos corresponde a la del original y que son seguros.