Justicia italiana confirma multa de 180 millones de euros a Novartis y Roche

Roma, 2 dic (EFE).- La Justicia italiana confirmó hoy la multa de 180 millones de euros (unos 223,25 millones de dólares), impuesta en marzo a las farmacéuticas Roche y Novartis por haber colaborado supuestamente en la venta a un precio excesivo de un fármaco para combatir la degeneración macular.

El pasado marzo, la Autoridad Italiana Antimonopolio condenó a Novartis a una multa de 92 millones de euros y de 90 millones a Roche, al considerar que ambas compañías establecieron un pacto para promover el uso de un medicamento más caro.

“Los dos grupos han colaborado de forma ilícita para obstaculizar la difusión de un fármaco muy económico, Avastin (en el tratamiento de enfermedades oculares), en beneficio de otro mucho más caro, Lucentis”, escribió entonces la Autoridad Italiana Antimonopolio en un comunicado.

Las dos farmacéuticas recurrieron entonces la sanción, aunque sin éxito, pues este martes el Tribunal Administrativo Regional de Lazio (centro) ha ratificado la decisión del organismo italiano, informan medios locales.

Hasta ahora se había utilizado siempre Lucentis, un fármaco de Novartis, para el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad, la principal causa de ceguera en mayores de 60 años, que cuesta 700 euros.

Mientras que ya existía Avastin, un antitumoral que cuesta 10 euros y que fue creado por la farmacéutica Roche y considerado equivalente por los estudios internacionales.

Sin embargo, Avastin no obtuvo el certificado por parte de la Agencia Italiana del Fármaco (AIFA) para ser usado en casos de degeneración macular, al recibir algunos informes negativos.

Los primeros en denunciar el caso fueron los médicos de la Sociedad de Oftalmología Italiana (SOI), quienes acusaron a la AIFA.

Según señalaron algunos medios italianos el pasado marzo, el pacto entre las farmacéuticas habría costado a la sanidad pública italiana 45 millones de euros en 2012 que podrían aumentar hasta 600 millones anuales en el futuro debido a que muchas personas no han podido acceder al fármaco. EFE