Colombia: Medicamentos sin récipe, una práctica sin control

Droguerías
La Ley 90 busca acabar con el negocio de la falsa medicación, publicidad y formulación, en contra de la salud de los ciudadanos. // Archivo.

En el país es común pasar por alto la prescripción médica, más en momentos en que la atención en salud está en crisis debido a la mala prestación del servicio médico en general, según lo expresan muchos usuarios.

Esto impulsa a un número creciente de personas a acudir a las droguerías y solicitarle a quienes atienden, paliativos y recetas mágicas, en aras de obtener una pronta mejoría.

Precisamente en la Comisión Séptima del Senado de la República, se discute el proyecto de Ley 90 sobre venta de medicamentos y antibióticos sin prescripción médica.

“El que venda antibióticos sin fórmula médica hay que sancionarlo”, dijo a propósito del tema el senador ponente Antonio Correa, del Partido Opción Ciudadana.
“Se deben imponer sanciones ejemplarizantes a todo el que tiene una droguería, y venda a quién solicite un antibiótico sin la orden de un galeno. El Estado debe vigilar la venta sin fórmula médica de medicamentos en general que no sean de venta libre”, agregó Correa.

El proyecto contempla que los administradores y dependientes de las droguerías y farmacias solo podrán vender o entregar medicamentos bajo fórmula médica o control especial, previa presentación de la receta vigente.

De ser aprobado, el Ministerio de Salud y Protección Social, implementarán medidas entre los afiliados al sistema y entre la ciudadanía en general, a través de programas y campañas educativas de sensibilización, para concientizar a la población colombiana sobre el uso adecuado de los antibióticos y los riesgos de la automedicación.

Anuncia que el Gobierno Nacional adoptará las medidas para combatir y controlar la venta de antibióticos a través de internet y de cualquier otro medio que permita su comercialización, sin la exigencia de una fórmula o receta médica.

“El incumplimiento e inobservancia de las disposiciones consagradas en la presente ley respecto a dispensación y venta de medicamentos, sin perjuicio de las demás acciones administrativas, penales, civiles o policivas, según sea el caso, generará las respectivas sanciones”, dice el proyecto.
La ley 90