Argentina: El gobierno quiere controlar la publicidad de medicamentos

BUENOS AIRES, septiembre 29: Desde el SEDRONAR enviarán un proyecto a la legislatura para crear un “marco regulatorio” para la promoción de fármacos y bebidas alcohólicas. Según la entidad, estos avisos “quieren reflejar un mundo mágico donde todo se soluciona con una pastilla”.

Desde hace unos años, varias organizaciones sanitarias vienen advirtiendo sobre problemas a la hora de promocionar medicamentos. Con avisos que utilizan figuras conocidas, la estrategia de las farmacéuticas suelen rozar lo legal. Si bien hay varias leyes que controlan estas publicidades, más disposiciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), el gobierno quiere reforzar el control. Por eso, el fin de semana se anunció el envío de una serie de proyectos para controlar la publicidad de medicamentos y bebidas alcohólicas, que ira de la mano de un nuevo paradigma para el combate de las adicciones.

El anuncio fue realizado por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), que en concreto enviará al Congreso tres proyectos para regular publicidades de alcohol y medicamentos. Así lo dijo su titular Juan Carlos Molina, quien anticipó que las iniciativas “apuntan a definir un marco regulatorio de las publicidades de alcohol y medicamentos y para la no criminalización del consumo de drogas”.

“Hoy el alcohol es un terrible problema y nos quieren vender que el consumo es responsable”, planteó Molina en una entrevista radial concedida hoy a FM Nacional Rock. Según el secretario de Estado, “las publicidades sobre el alcohol dicen ‘chúpense la vida que está todo bien’, por lo que es importante la regulación de la publicidad tanto del alcohol como de los medicamentos, porque quieren reflejar un mundo mágico donde todo se soluciona con una pastilla”.

Al respecto, Molina estimó que estos temas deben ser debatidos como sociedad “porque crea conciencia”, y en este sentido, sostuvo que “el alcohol no puede ser sponsor de ningún club de fútbol ni de eventos culturales”.

En cuanto a la iniciativa sobre consumo de drogas, el funcionario indicó que “no la llamamos despenalización porque no es ése el sentido del proyecto, sino que hay que hablar de la no criminalización”. “Es reformular la ley que hoy existe, por eso estamos buscando en la legalidad algo que ya es legal. Hoy el que consume no va preso porque tenemos un fallo en contrario de la Corte Suprema de Justicia”, afirmó.

Admitió que se trata de “una laguna legal” y añadió: “queremos que el consumidor sólo por el hecho de consumir no vaya preso, pero dejamos en la ley que si encuentran a alguien comercializando, sí”.

“Hay que derogar un montón de leyes antes que hablar de reeducación, porque tenemos varias de prevención y asistencia”, explicó. Dijo también que “la SEDRONAR no sólo se dedica a la prevención sino que tenemos equipos técnicos que trabajan con este tema.” Por último, Molina se manifestó a favor de optimizar los recursos del Estado para hacer más efectiva la lucha contra el tráfico ilegal de drogas.

El cambio de paradigma en materia de medicamentos va de la mano de dos iniciativas lanzadas por el gobierno, como las modificaciones de la ley de Genéricos (que la semana pasada obtuvo el visto bueno de la Comisión de Salud) y la reglamentación de la Ley de producción Pública de Medicamentos.

La obligatoriedad de la prescripción por nombre científico (genérico) de todos los medicamentos que se prescriban en obras sociales nacionales, provinciales, sindicales y prepagas; es un paso sensible que se quiere dar en materia sanitaria. Más cuando se deja taxativamente la advertencia que de no hacerlo bajo esta modalidad, no tendrá valor legal la receta, ni para validarla, trazarla o facturarla.

Veremos que acontece en este tema de los medicamentos. Tópico tan recurrente y sometido a medidas cortoplacistas que de alguna manera revelan, en la mayoría de las veces, el empirismo como práctica habitual.