Adolescentes y anticonceptivos: la mayoría no sabe cómo usarlos

Image10622BUENOS AIRES: Según especialistas, la falta de información es responsable de la mayoría de los embarazos no deseados.. diario El Día de La Plata, viernes 26 de septiembre de 2014

A pesar de existir métodos anticonceptivos disponibles en centros públicos de salud en todo el país, los adolescentes desconocen que pueden requerirlos o acceder a una consulta sin adultos, así como no tienen toda la información sobre el uso correcto de los distintos métodos, lo que provoca todavía que un 15 por ciento de los partos en Argentina sean de adolescentes, y que la mayoría de esos embarazos sean no deseados, según afirmaron especialistas en el marco de conmemorarse hoy el Día Mundial de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes.

“A pesar de contar con todos los métodos anticonceptivos disponibles en forma gratuita en los hospitales y en los centros de salud, la mayoría de los jóvenes no sabe que puede ir a pedirlos o bien que puede pedir una consulta sin sus padres”, sostiene Sandra Vázquez, médica especialista en ginecoobstetricia.

A modo de ejemplo, señaló que “si la pastilla conocida como ‘del día después’ (que debe tomarse a las pocas horas de haber tenido una relación sin protección o bien en el caso de que se rompa el preservativo), se encuentra en los consultorios de los ginecólogos, para lo que se requiere turno en lugar de estar en la guardia, no servirá para nada”.

“El desafío de cada servicio es mejorar su accesibilidad y crear entornos amigables para los jóvenes”, sostuvo Vázquez, miembro de la Fundación para la Salud del Adolescente (FUSA), quien alertó que “todavía existe además mucho desconocimiento sobre el uso correcto de los métodos, y persisten mitos, como por ejemplo que la pastilla anticonceptiva hace engordar o el diu provoca cáncer”.

LOS MITOS A DESTERRAR

Por su parte, para la médica Diana Galimberti, referente en la temática e impulsora de la creación del Día Mundial de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, “aunque parezca mentira todavía existen otros mitos que hay que desterrar, como por ejemplo que retirar el pene antes…

de la eyaculación puede evitar el embarazo, lo cual es falso, porque existen mínimas gotas de semen que se segregan durante toda la relación que tienen espermatozoides; o bien que si se tiene relaciones durante la menstruación no hay riesgo, o si no se tiene un orgasmo. La mayoría de los embarazos en las adolescentes no fue deseado, y eso tiene consecuencias graves para la mujer, para el niño y para la sociedad”.

“Más allá del abandono de la escolaridad -agregó- lo cual traerá hacia el futuro consecuencias laborales para la mujer, su estado físico y mental se encuentra más vulnerado, en tanto está comprobado en investigaciones que existe un mayor grado de partos prematuros entre las adolescentes”. Dudas Una encuesta internacional realizada en 2010 denominada “Anticoncepción, ¿de quién es la responsabilidad?”, reveló que el 49 por ciento de los jóvenes no están familiarizados con los diferentes métodos de anticoncepción o tienen dudas sobre ellos

LA PASTILLA Y LOS OLVIDOS

“Cuando vos preguntás: ‘¿te cuidaste?’, en el consultorio la respuesta la mayoría de las veces es sí -cuenta la doctora Vázquez- pero si indagas un poco más, resulta que de 10 relaciones, se cuidó en ocho; esto constituye no sólo un problema en relación al embarazo, sino a las enfermedades de transmisión sexual”.

La pastilla anticonceptiva o píldora es el método más usado por las mujeres. Sin embargo, según datos de un estudio reciente, el 70 % de las argentinas olvidan tomar la píldora al menos una vez al mes. “Pero un dato más alarmante -señaló la doctora Galimberti- es que el 27 % manifestó olvidar en promedio 2 a 3 píldoras mensualmente. Y sólo el 45 % de las usuarias saben qué hacer frente a este olvido”.

“También es importante la atención que el profesional presta en el momento de la consulta -sostuvo Vázquez- si una joven te cuenta que se olvida siempre de tomar la pastilla, entonces habrá que proponerle otra cosa”.