Perú: Automedicación, las consecuencias de ingerir medicamentos en dosis mayores a las prescritas

La automedicación es más normal de lo que debiera ser. El ritmo rápido sin pausas del día a día es la excusa perfecta para evitar las visitas al doctor e incurrir en la automedicación ante que cualquier mal o molestia. Según datos de la Organización Mundial de la Salud – OMS, más de la mitad de los medicamentos son mal utilizados, es decir, se prescriben, dispensan o venden de forma inapropiada.

El problema de la automedicación tiene varios aspectos a tomar en cuenta. El primero es la dificultad de asistir a una clínica o centro médico a recibir una prescripción adecuada a nosotros. La inexperiencia de la persona responsable en la farmacia o botica, que puede traducirse en la prescripción de un medicamento erróneo o una dosis mayor a la que corresponde. La recomendación de familiares y amigos que hace que tomemos el mismo medicamento porque a una persona de confianza le funcionó y, por último, creer que si se toma una dosis mayor a la prescrita, la molestia pasará más rápido o surtirá el efecto deseado.

Sea como fuese, las consecuencias de tomar un medicamento que no nos corresponde o abusar de la dosis prescrita pueden ir entre la intoxicación leve, moderada, severa y la muerte, según informa la Dirección Nacional de Medicamentos, Insumos y Drogas – Digemid. De no ser así, se puede estimular la resistencia de los microorganismos que mutan, se hacen más fuertes y dejan sin efecto a los fármacos para ocasiones futuras. En niños, el medicamento puede no ser asimilado no expulsado correctamente con lo cual puede provocar daño hepático a temprana edad.

¿La recomendación? La OMS indica que cada jarabe o pastilla debe ser prescrita por un médico. No usar antibióticos a menos que se trate de una infección bacterial, lo cual no es muy común y debe ser confirmado por un médico. Por último, respete los plazos y dosis del tratamiento, así como no está bien tomar más dosis dl medicamento prescrito, tampoco hace bien tomar menos días de lo que indica el tratamiento, pues puede recaerse en la enfermedad.