15 mil personas portadoras del VIH estarían sin medicamentos

Distintas organizaciones de personas que conviven con el virus se han organizado en todo el país. La manifestación en el Ministerio de Salud, tenía la intención era denunciar la situación de los pacientes y entregar un documento con posibles soluciones a la crisis.

¡”No hay medicinas! ¡No hay medicina! “, así gritaban a coro, los pacientes en tratamiento de VIH/SIDA y activistas, durante una manifestación ante la sede del Ministerio de Salud en Caracas, Venezuela a principios de este mes. Ellos denuncian que el estado venezolano no ha realizado la transferencia continuada de las drogas antirretrovirales, que impiden la multiplicación del virus del VIH en el cuerpo y ayudan a prevenir el debilitamiento del sistema inmunológico. Además de señalar las precarias condiciones del sistema de salud en la atención a los pacientes seropositivos, demandan medidas urgentes que aseguren la reanudación de la distribución de las drogas.

El grupo de manifestantes, sin embargo, no fue recibido por la Vice-ministra de Salud, Pasqualina Curcio. Durante la protesta, la funcionaria visitaba el Hospital José María Vargas, en otra zona de la capital, distribuyendo medicamentos y suministros antirretrovirales prescritos a los pacientes en tratamiento del del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Para los activistas, la acción era solo “propaganda” del gobierno.

“consideramos muy grave que el día de hoy, la vice-ministra no esté aquí. Ella sabía que veníamos. Está, en este momento en [Estado de] Vargas, en una especie de plan de propaganda, entregando medicamentos — lo que consideramos magnífico, porque es muy importante, después de dos días de protesta, con 150 personas por día, pero que esté haciendo propaganda con los medios del estado y diciendo que no hay problemas es un engaño para las personas que están en las calles”, dijo Feliciano Reyna, presidente de la ONG Acción Solidaria, en entrevista a la emisora de televisión venezolana NTN24, durante la protesta.

En esta ocasión, los manifestantes fueron agredidos por agentes de seguridad del Ministerio, que impedían su acceso y permanencia en el edificio público. La paciente seropositiva Alijone Rodríguez, madre de dos hijos y viuda desde febrero pasado, dijo que no tiene acceso continúo a los medicamentos. Desde entonces, ha perdido 10 kilos y presenta una salud más frágil

“Es la primera vez en 14 años, que pasé tanto tiempo sin tomar mis medicamentos anti-retrovirales. Es mi vida que está en juego. No negocio mis derechos, los defiendo. No solamente los míos, sino también de todas las personas con VIH. No bajo la guardia, me mantengo en pie de lucha y exijo mis derechos. Que elgobierno federal, haga el favor de darnos respuestas”, afirma Alijone al canal NTN24.

Sara Maestracci es paciente seropositivo y fue del Estado de Bolívar a Caracas para participar en la reunión con la Vice-ministra. Ella envió una carta pública al Presidente de la República, Nicolás Maduro. “Yo me niego a morir desatendida por un estado que no cumple, que está violando todos nuestros derechos”, expresó

Sociedad organizada exige providencias

Según NTN24, de las 57 mil personas con el virus en el país, sólo 46 000 están registradas con el programa de VIH-SIDA para recibir asistencia del gobierno, sin embargo, continúan sin atención, indicando que hay una crisis en el sistema de abastecimiento de medicamentos en el país. Distintas organizaciones de personas que conviven con el virus se han organizado en todo el país. La manifestación en el Ministerio de Salud, tenía la intención era denunciar la situación de los pacientes y entregar un documento con posibles soluciones a la crisis.

“Nosotros, como organización, queremos saber, realmente, qué cantidad de drogas están comprando y cuánto están invirtiendo”, dijo Grisbely Escobar, directora de Mujeres Unidas Por La Salud (musas). “Llamamos a las todas las personas que deseen sumarse a la lucha. Quién no quiere ser identificado, no necesita hacerlo. Lo que queremos es su apoyo y contundencia para reclamar nuestros derechos”, dijo Wilbert Dubrain, activista de la Asociación Luchamos por la vida.

La escasez de medicamentos se habría agravado desde el año 2009. Además de la crisis en el abastecimiento de drogas, los pacientes seropositivos también sufren serias discriminaciones y malos tratos por parte de la sociedad civil, lo que hace que la crisis y el problema se incremente.

Traducción: ricazuga51@yahoo.com

 

http://www.adital.com.br/?n=cstz