Argentina: Polémica por quién debe combatir la venta de medicamentos fuera de farmacias

BUENOS AIRES, septiembre 10: En Jujuy denuncian que no hay controles sobre la venta de psicofármacos y medicamentos que están en comercios como almacenes y kioscos. Como respuesta, el área de Farmacia dice que ese trabajo lo tienen que hacer los municipios. El viejo pedido para que Salud se involucre en la lucha contra el mercado ilegal.

Cuando estalló el escándalo de las inspecciones educativas en la provincia de Buenos Aires, una de las grandes quejas de los farmacéuticos fue que se dispusiera de tantos esfuerzos para controlar puertas adentro de las farmacias, cuando gran parte de los problemas relacionados con los medicamentos están afuera de los mostradores. La venta ilegal en almacenes y kioscos es un problema sanitario, pero suele ser abordado por agentes municipales vinculados por el comercio. Incluso a nivel provincial, pocos gobiernos utilizan su área de farmacia para esta tarea, lo que no deja de ser preocupante. La polémica se reavivó luego de que en Jujuy denunciaran venta de psicofármacos fuera de farmacias, y le apuntaran a la inacción gubernamental.

Durante el fin de semana, la presencia de medicamentos en lugares prohibidos reanudó el pedido para que las autoridades combatan el mercado negro. En respuesta, desde departamento provincial de Farmacias del ministerio de Salud de Jujuy recordaron que el mercado negro debe realizar por inspectores comunales, que no tienen nada que ver con su área.

“Nuestro departamento es el ente de regulación y de fiscalización de los establecimientos habilitados en toda la provincia, pero todo lo que se esté vendiendo por fuera de los establecimientos habilitados tales farmacias, droguerías o botiquines, corren por cuenta de cada control comercial de los municipios”, dijo Fanny Martiarena, titular de esa dependencia sanitaria.

La funcionaria señaló que “ellos son los que deberán controlar que no se realicen estas ventas. Anteriormente tuvimos reuniones en el año 2010 sobre este tema cuando entró en vigencia la ley de actividad farmacéutica modificada, que en su artículo 1° explícitamente dice que no se pueden vender medicamentos, aun siendo de venta libre, en ningún ámbito que no esté habilitado por la autoridad sanitaria competente”.

Acerca de la venta y control de los medicamentos psicotrópicos en farmacias, Martiarena expresó “hay una ley a nivel nacional que es la que regula a todos los establecimientos habilitados a quienes les pedimos periódicamente una rendición de los medicamentos psicotrópicos y estupefacientes que se están comercializando y se los verifica constantemente mediante inspecciones para saber el estado de los balances que se presenta”.

Desde hace tiempo que las farmacias vienen pidiendo un cambio de legislación, para que haya mayores controles sobre almacenes y comercios que violen la ley vigente en todo el país. en algunas localidades el tema funciona bien, como en el caso de Mar del Plata, donde la comuna suele clausurar comercios que violen la ley de venta exclusiva en farmacias. Eduardo Bruzetta, director de Inspección General, explicó que “en base a tareas de cruces de datos y controles periódicos del personal del área, se detecta los comercios que vendan medicamentos, acción reservada solamente para las farmacias“.

En ese sentido, Bruzetta manifestó que las acciones están enmarcadas en las tareas que lleva adelante la gestión en cuanto a “trabajar en pos de la salud y la integridad física de vecinos y turistas” y recalcó que “en el rubro medicamentos –fuera de los lugares habilitados- no se puede determinar el origen, la calidad, ni el estado de los mismos, por lo cual, su comercialización es ilegal“.

“Uno de los efecto de la venta fuera de farmacias ha sido que ese acceso fácil estimuló la automedicación, y entonces la gente usa medicamentos que tal vez no corresponden al diagnóstico correcto de su enfermedad, o toma dosis excesivas o insuficientes; éste es un drama que costará revertir”, sostuvo el ex diputado Sylvestre Begnis, autor de la ley nacional que prohíbe la venta en kioscos y comercios similares.