A propósito de un libro sobre corrupción en los sectores médico y farmacéutico

Por: PABLO ISAZA, M.D.

Recientemente el Dr. Peter C. Gøtzsche, científico danés, publico un libro con el nombre de “Medicinas que matan y crimen organizado.

Cómo la industria farmacéutica ha corrompido el sistema de salud”. La publicación ha causado polémica en los medios tanto científicos como de la opinión pública. Los contenidos del libro en algunos de sus apartes son verdaderamente escandalosos y hasta no creíbles de no ser porque el Dr. Gotzhe es un prestigioso investigador, director de instituciones científicas como el Centro Cochrane Nórdico con sede en Dinamarca, institución dedicada a revisar los adelantos de la medicina en cuanto a diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. Además porque la revista British Medical Journal, también prestigiosa por ser una de las más consultadas por el cuerpo medico, en un prologo escrito por el Dr. Richard Smith, dice que la publicación “nos muestra muy bien como la industria farmacéutica compra médicos, académicos, revistas científicas, reguladores y políticos”.

La tesis del libro del Dr. Gøtzsche es lo que mas atrae la atención: “Los medicamentos son producidos por sindicatos del crimen organizado. Según la Revista de Medicina Familiar del Canada, el Dr. Gøtzsche demuestra que la definición oficial del “crimen organizado” coincide estrechamente con las actividades de las empresas más grandes de la industria farmacéutica. Si bien acepta que existen de hecho muchos medicamentos valiosos, estos no necesitan promoción pues ellos se venden solos. El objetivo de su libro es denunciar la industria farmacéutica y sus procedimientos en relación a un sinnúmero de medicamentos cuya efectividad no ha sido realmente probada pero que gracias a sus estrategias entran plenamente en el mercado de la salud.

Las farmacéuticas, según el Dr. Gøtzsche, diseñan investigaciones clínicas y terapéuticas para probar las bondades de un medicamento, controlando los datos, realizando análisis privados y contratando luego profesionales que escriben artículos sobre las bondades del nuevo medicamento. En ocasiones son contratados académicos que comentan positivamente los medicamentos. Si estos estudios son negativos los resultados son enterrados y no publicados. Ocurre que medicamentos promocionados como “los mejores” están basados en datos sesgados.

“La principal razón por la cual tomamos muchas drogas es que las compañías farmacéuticas no venden drogas, venden mentiras acerca de las drogas. Prácticamente todo lo que sabemos de los medicamentos es lo que las empresas dicen a médicos y pacientes. Los pacientes no se dan cuenta que los médicos saben mucho sobre las enfermedades y fisiología humana y psicología, pero saben muy, muy poco sobre la forma como se producen los medicamentos. Se han comprado médicos, académicos, revistas, organizaciones profesionales y de pacientes, departamentos universitarios, periodistas, reguladores y políticos. Estos son los métodos de la mafia”, puntualiza el Dr. Gøtzsche. Si la práctica de acercamiento a los médicos son lisonjas y prebendas y estas caen en terreno abonado de falta de ética y corrupción profesional, las farmacéuticas amplían su mercado.

El libro del Dr. Gøtzsche es un llamado al sector salud de los países para que con mejores regulaciones eviten los abusos de la industria farmacéutica.

– See more at: http://www.elnuevodia.com.co/nuevodia/opinion/columnistas/230355-a-proposito-de-un-libro-sobre-corrupcion-en-los-sectores-medico-y-farmace#sthash.eFmjEiD1.dpuf