Descubren como los estrógenos regulan el peso corporal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, Mayo 29: Investigadores españoles encontraron el mecanismo por el que el estradiol (estrógenos) – la hormona sexual femenina por excelencia – actúa sobre el hipotálamo para incrementar la capacidad del tejido adiposo pardo para “quemar grasa”.

Según explican los investigadores, se inicia así un “nuevo camino” para definir “posibles dianas terapéuticas y nuevos fármacos contra la obesidad, el control de la masa corporal y las alteraciones de peso que caracterizan a la menopausia”.

Los encargados de este hallazgo fueron un grupo de investigadores de NeurObesidad de la Universidade de Santiago, dirigidos por el profesor Miguel López. La publicación fue realizada en ¨Cell Metabolism¨, en su edición digital, el artículo titulado ¨Estradiol Regulates Brown Adipose Tissue Thermogenesis via Hypothalamic¨.

De acuerdo a los ensayos realizados, Miguel López explica que la administración de dosis mínimas de estradiol directamente en el hipotálamo “fue suficiente para incrementar de modo muy potente la temperatura corporal de los animales y reducir su masa corporal, como resultado de una estimulación de la producción de calor por el tejido adiposo pardo”.

Al contrario, la deficiencia de estradiol, una situación similar a la que se produce en la menopausia en mujeres, disminuye la activación del tejido adiposo pardo, lo que conlleva a un acumulo de grasa y al característico incremento de peso, según señalan.

El equipo de Miguel López demuestra que la acción del estradiol sobre poblaciones neuronales del hipotálamo regula la enzima AMPK y, como consecuencia de este efecto, produce una activación del tejido adiposo pardo, que incrementa su capacidad para “quemar grasa”, estimulando el gasto calórico y la disminución de la masa corporal.

PARTICULARIDADES

Una de las particularidades de este tejido es que no almacena lípidos (al contrario que la grasa blanca), sino que los “quema” para obtener energía, que a su vez se disipa en forma de calor. En resumen, la activación del tejido adiposo pardo por el estradiol ayudaría a quemar más calorías y producir calor corporal a partir de las grasas.

Estos datos explican el interés que este tejido despierta como posible diana terapéutica en el tratamiento de la obesidad. No obstante, como señala Miguel López, “los mecanismos moleculares que regulan su funcionamiento en el cerebro no son del todo conocidos por lo que es determinante comprenderlos”.

En cualquier caso, el mecanismo descrito por los investigadores del Cimus, comparte similitudes con los mecanismos de acción de otras hormonas, como las hormonas tiroideas y el BMP8B, descritos también por el grupo compostelano, e incluso la nicotina, indicando que “se trata de un mecanismo básico de regulación de la masa corporal, lo cual es muy atractivo desde el punto de vista terapéutico”