Aspirina: NO protege de infartos de corazón y ofrece graves riesgos

Cuántas veces habremos oído que tomar una Aspirina de manera regular era bueno para prevenir los infartos de corazón. Otro vacío concepto propio del marketing en torno a este medicamento. Os lo documentamos y explicamos.

La Agencia estadounidense del medicamento (FDA) ha publicado que tras la revisión de la información disponible, no se encontró evidencia que apoye el uso generalizado y el uso diario de aspirina 100 mg para la prevención primaria (posibilidad de sufrir un primer infarto agudo de miocardio o primer accidente cerebrovascular ).Aspirina corazón daño

Pero es que además existen riesgos graves asociados con el uso de la aspirina que incluyendo un mayor riesgo de sangrado gastrointestinal y hemorragia cerebral, en situaciones en que no se ha establecido el beneficio de la aspirina para la prevención.

Otro mito sanitario que cae. Si cae porque seguro que durante mucho tiempo continuará utilizándose mal pese a las advertencias.

Las pruebas científicas disponibles sólo apoyan la utilización de aspirina en la prevención de más daños cardíacos en pacientes que ya presentan enfermedades cardiovasculares, como enfermedad arterial coronaria, angina o antecedentes de una operación de derivación coronaria o angioplastia coronaria.

En estos pacientes que han padecido este tipo de eventos cardiovasculares, los beneficios conocidos de la aspirina para la prevención secundaria, disminuye el riesgo de sufrir otro episodio cardíaco, son mayores que el riesgo de sangrado.

Si queréis leer fuentes expertas y críticas sobre medicamentos, las hay que han advertido sobre plagas mortales cotidianas como la del ácido aceltilsalicílico, la Aspirina. Si os parece exagerado lo que puede provocar la “inocente” Aspirina leed la opinión del catedrático de Farmacología Joan-Ramon Laporte.

Un comentario sobre “Aspirina: NO protege de infartos de corazón y ofrece graves riesgos

  • el 30 mayo, 2014 a las 9:19 pm
    Permalink

    Recuerdo que recién que se me diagnosticó la hipertensión, me formularon los medicamentos contra la tensión y además la ”Aspirina”, esta la utilicé por varios años, hasta que me enfermé de la vesícula, empecé a sufrir del estómago y otros colaterales, después de años de dejar la aspirina, salí afectado del páncreas.
    Pero de la aspirina creo que cayó mal al estómago, de la vesícula estuve muy grave, el caso que yo mismo la fui eliminando, y ya tengo como siete años que no la consumo.
    Creo no me ha hecho falta para el control de la tensión, que siempre tomo la pastillas o pastilla, cada tanto tiempo, se van cambiando.

Comentarios cerrados.