Crisis de medicamentos

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana Freddy Ceballos asegura que ha mermado la producción del Estado venezolano y ahora se practica la economía de puertos
CARLOS TASENDE/TalCual

El último Boletín de coyuntura emitido por la Cámara de la Industria Farmacéutica (CIFAR), correspondiente a Octubre de 2012,  reseña que las fallas de productos farmacéuticos, para el período 2011-2012, oscilaron entre un veinte y casi un treinta y cinco por ciento. Esta situación ha empeorado.

El doctor Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana señaló que “la escasez está sobrepasando el 50%. De cada diez productos que [se le] solicitan al distribuidor, llegan cuatro o cinco, cuando mucho”. Los medicamentos que más escasean a nivel nacional son los antihipertensivos; los productos cardiovasculares; los productos para la glucosa, la tiroides y  el cáncer. Si esta situación se prolonga, podría repercutir negativamente en la salud del pueblo venezolano.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA
El doctor Freddy Ceballos considera que el estado se ha dedicado a obstaculizar la importación de medicamentos e insumos, porque “no están renovando los registros sanitarios”, siendo estos un requisito indispensable para solicitar los dólares.

Asegura que podrían distribuir los medicamentos por todo el territorio nacional en cuestión de horas, pero aclara que el problema recae en la falta de insumos y en los procesos de adjudicación de divisas. Denuncia que los medicamentos se vencen en las aduanas y que el Estado pierde dinero porque, aun así, debe pagar por su almacenamiento. Afirmó que se establecen los costos sin tomar en cuenta las necesidades verdaderas del mercado y que tienden a comprar productos que ya tienen.

CONSECUENCIAS PARA LA SALUD
Algunos de los medicamentos que escasean, son utilizados para tratar las cinco primeras causas de muerte en el país (las enfermedades del corazón, el cáncer, las enfermedades cerebro-vasculares y la diabetes), reportadas en el Anuario de Mortalidad del año 2011, publicado  por el Ministerio del Poder Popular para la Salud en el año 2014.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda actuar sobre los principales factores de riesgo que inciden en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares. Para lo cual  se debe adoptar un estilo de vida saludable y prevenir y tratar enfermedades como la hipertensión, la diabetes y las alteraciones de los lípidos (grasas) de la sangre.

ESTO ES LO QUE HAY
Los antidiabéticos orales son drogas de primera línea para el tratamiento de las personas con diabetes tipo 2 (padecida por un 95 % de los portadores de esta condición). Algunos de estos medicamentos caen en falla de forma intermitente. “Los pacientes tienen que comprar lo que hay; la copia o el genérico que sea (…) Tenemos que conformarnos cuando el paciente llega a nuestra consulta y nos dice: doctora, yo no conseguí el que usted me indicó sino que conseguí esta copia. Esto es lo que estoy tomando y no lo conseguí de los miligramos que usted me decía”, confiesa la doctora María Suniaga, presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones y Unidades de Diabetes (FENADIABETES).

Las insulinas son utilizadas para tratar de entrada a las personas con diabetes tipo1, patología que afecta principalmente a niños y adolescentes. Estas también se utilizan para tratar a las personas que tienen diabetes tipo 2, cuando los pacientes no se logran controlar con antidiabéticos orales.
La doctora Suniaga comentó que contactaron a los tres laboratorios que se encargan de dispensar insulina en el país y que, al menos dos de ellos, dicen tener las insulinas suficientes para este año y el año entrante. Aclaró, no obstante, que “las tienen porque ellos mismos han buscado su financiamiento, no porque hayan encontrado financiamiento formal a través del Estado venezolano”.

Acotó además que el Ministerio del Poder Popular para la Salud le suministra a las diferentes Unidades de Diabetes las insulinas que ameritan. “El déficit se presenta, y es grave, con los medicamentos usados para la diabetes tipo 2; los hipoglicemiantes orales (…); las insulinas (…); los medicamentos administrados por vía oral (…); la Metformina falta. (…) y los inhibidores de la DPP4 tampoco se consiguen en el país”.

La endocrinólogo pediatra, Yoalice Villalobos, Coordinadora del Programa Infantil en el Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo, Estado Zulia, comentó: “Nosotros somos beneficiarios del Programa Nacional de Diabetes y realmente, en los últimos dos años, hemos estado bien abastecidos (…) El Programa Nacional de Diabetes ha colocado en un sitio preferencial a la población infantil (…) Nosotros, incluso, recibimos análogos de insulina en forma regular [durante] los últimos dos años, (…)  e igualmente, equipos y cintas para realizar glucometrías (…) En este momento tenemos insumos y de verdad que ha sido bastante regular”.

¿ESTÁ LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA VENEZOLANA EN CRISIS?
Un alto ejecutivo de la industria farmacéutica que solicitó no ser identificado, manifestó que algunos laboratorios tienen serios problemas a la hora de importar los medicamentos, que se han visto en la necesidad de reducir el personal  que labora en esas empresas; disminuir la cantidad de fármacos que venden a las droguerías y que han tenido que limitar el apoyo que solían brindarle a las asaciones médico-científicas. “Todo esto va a incidir negativamente en la calidad de la atención médica” añadió.

¿UN PAÑITO DE AGUA TIBIA?
En la Gaceta Oficial número 40.397 se resuelve agilizar los trámites administrativos y los procedimientos operativos requeridos para ejecutar importaciones. El decreto establece que los certificados de no producción dejarán de ser necesarios para obtener los permisos gubernamentales en materia de importación.

La resolución no abarca todos los productos farmacéuticos, si consideramos a los grupos que están en falla, mencionados al principio de este reportaje. Incluyen, por ejemplo,  los medicamentos oncológicos; los que tratan el HIV; los anestésicos; los medicamentos para diálisis; los anticonvulsionantes; los antipsicóticos; los antiparkinsonianos; los que sirven para tratar el Alzheimer,  los que forman parte del tratamiento de miastenia grave y esclerosis múltiple, y los Medicamentos esenciales del Formulario Terapéutico Nacional) lista básica de medicamentos esenciales definidos por el Ministerio del Poder Popular para la Salud). Esta lista aparece reseñada el Gaceta Oficial número 40396 del martes 22 de abril de 2014. El problema se centra en que quedan fuera de la lista gran parte de los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la diabetes la hipertensión y los problemas de los lípidos.

PRECIOS JUSTOS: ¿SOLUCIÓN O PARTE DEL PROBLEMA?
La ley orgánica de Precios Justos fue promulgada en la Gaceta Oficial número 40.340, fechada el 23 de enero de 2014. Su objetivo principal consiste en determinar el costo de los bienes y servicios, en fijar el porcentaje máximo de ganancia que se puede obtener de ellos  y en fiscalizar la actividad económica de un modo efectivo.

El órgano rector de esta ley orgánica es la SUNDDE que tiene la facultad de determinar, modificar y controlar los precios“Si vas a controlar un precio, toma en cuenta todos los parámetros. El problema no es, para nosotros, que establezcan un precio justo. El problema es que te establecen un precio justo y no vuelven a ajustarlo nunca y entonces devalúan [una y otra vez y] suben los insumos [mientras]  ellos mantienen los mismos precios. Pero lo peor es que el Estado venezolano actualiza todos los años la Unidad Tributaria: Anualmente, la unidad tributaria sube, eso (…) no lo toman en cuenta, pero no les importa que los precios de los demás no tengan esta consideración”.