EE.UU. podría monopolizar el mercado de fármacos de Asia-Pacífico

image_preview (5)El Acuerdo de Asociación Transpacífico guarda unas medidas oscuras como la de bloquear a las compañías que no sean de Estados Unidos el acceso al mercado de fármacos contra el cáncer, el VIH y enfermedades cardiacas.

Una nueva ronda de encuentros sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) que arrancará este 19 de noviembre podría imponer el monopolio de Estados Unidos en el mercado de medicamentos contra el cáncer, el VIH y enfermedades cardiacas.

El acuerdo prevé suprimir los aranceles para los servicios y mercancías entre los Estados participantes. Sin embargo, el documento guarda unas medidas oscuras como la de bloquear a las compañías que no sean de Estados Unidos el acceso al mercado de fármacos contra estas enfermedades.

Este pacto originalmente lo firmaron Brunéi, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, y actualmente quieren ingresar en él ocho países más: EE.UU., Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

El documento, que consta de 95 páginas, “muestra que el Gobierno de EE.UU. sigue buscando imponer disposiciones que afectarían gravemente el acceso a medicamentos”, denunció la Red Peruana para una Globalización con Equidad (RedGE).

Su comentario llegó después de que el portal WikiLeaks filtrara la semana pasada un borrador secreto del capítulo sobre propiedad intelectual del TPP, formulado durante la rueda anterior de conversaciones, que tuvo lugar en agosto de 2013 en Brunéi.

El texto filtrado por WikiLeaks sugiere que las compañías farmacéuticas podrían prolongar y ampliar fácilmente sus patentes ya existentes, lo que les permitiría patentar diferentes aspectos de sus productos, como nuevos usos de un mismo ingrediente activo.

Tales prácticas autorizarían a extender el período de monopolio más allá del plazo previsto de 20 años, mantener los precios elevados e impedir que otros países produzcan y comercialicen los fármacos en la región del Asia-Pacífico, explica RedGE.

Aparte de la concesión de patentes para segundos usos de medicamentos ya conocidos, el documento también incorpora un apartado sobre productos biológicos que limitaría la presencia de biosimilares en el mercado, con lo cual los costos de estos tratamientos de vanguardia para tratar enfermedades como el cáncer también aumentarían significativamente.

“Los negociadores de EE.UU. están empujando la agenda de los gigantes farmacéuticos para elevar los precios de los medicamentos en los países en desarrollo dentro del TPP. ‘Eternizar’ las patentes introduciendo únicamente modificaciones mínimas (como por ejemplo en la posología del fármaco) daría 20 años más de monopolio”, comentó Lori Wallach, uno de los líderes del grupo estadounidense Public Citizen de defensa del derecho del consumidor.

En Vietnam y otros países en desarrollo, los enfermos del VIH, SIDA o malaria necesitan acceso a los medicamentos genéricos, pero el acuerdo tal y como está formulado actualmente se lo impedirá.

Por otro lado, harán que también en EE.UU. encarezcan los medicamentos contra el cáncer.

Las negociaciones de Salt Lake City (oeste estadounidense) durarán hasta el próximo 24 de noviembre.

teleSUR-RT/kg – FC