Las agencias de medicamentos encubren a los fabricantes de anticonceptivos peligrosos

Yasmin16 de octubre de 2013Bufete Almodóvar & Jara Industria farmacéutica Medicamentos peligrososSin Comentarios

La Agencia Española de Medicamentos ha emitido una nota informativa en la que trata de calmar a las mujeres consumidoras de anticonceptivos hormonales combinados (AHC). Estos, como es sabido, conllevan riesgo de tromboembolismo venoso (formación de coágulos sanguíneos en las venas). “Los beneficios de estos medicamentos continúan superando a sus potenciales riesgos y no existe ninguna razón para que las mujeres que estén tomando estos medicamentos sin haber experimentado ningún problema interrumpan el tratamiento”, explican sus responsables. A mí no me convencen.

El tromboembolismo venoso consiste en la formación de coágulos de sangre en el interior de las venas, la mayoría de las veces en las piernas (trombos). Estos coágulos pueden quedarse en el lugar en el que se producen generando un cuadro de trombosis venosa en una zona localizada, pero en determinadas ocasiones pueden llegar a desplazarse hacia los pulmones produciendo lo que se conoce como embolia pulmonar.

YasminAhora se ha hecho una revisión de la seguridad de estos medicamentos. ¿Por qué? Porque desde hace se sabe que las píldoras anticonceptivas más utilizadas en el mundo también pueden estar tras la muerte de incontables personas y advertimos sobre su peligrosidad por un fallecimiento sucedido en Suiza. En agosto de 2012, Bayer, fabricante destacado de estos medicamentos con marcas como Yaz o Yasmin tenía pendientes 12.325 demandas en los tribunales de Estados Unidos.

Este año 2013 nos enteramos que estas pastillas están relacionadas con la muerte de al menos 23 personas sólo en Canadá. Francia incluso ha paralizado la comercialización de Diane 35 un antiacné que se usa con frecuencia como anticonceptivo al vincularlo con varias muertes.

Es decir, hay preocupación en todo el mundo por el número escandaloso de muertes relacionadas con esta familia de fármacos y hay fabricantes de los mismos en apuros en los tribunales. Las conclusiones de la agencias reguladoras llegan para proteger sus intereses pues hay un mercado gigantesco en juego.

Para comprobarlo basta leer la lista de los medicamentos disponibles en España como AHC con estos progestágenos son los siguientes: Levonorgestrel: Levobel, Linelle, Loette, Microginon, Ovoplex, Triagynon, Triciclor; Norgestimato: Edelsin; Etonogestrel: Nuvaring (sistema de liberación vaginal; Norelgestromina: Evra (parche); Gestodeno: Gestinyl, Gynovin, Harmonet, Meliane, Melodene, Melteva, Minesse, Minulet, Tevalet, Trigynovin, Tri-minulet, Etinilestradiol/Gestodeno EFG; Desogestrel: Bemasive, Gracial, Microdiol, Regulon, Suavaret, Desogestrel/etinilestradiol EFG; Drospirenona: Antin, Antinelle, Aranka, Arankelle, Cleodette, Cleosensa, Daylette, Drelle, Dretine, Dretinelle, Drosiane, Drosianelle, Drospil, Drosure, Drosurelle, Eloine, Liofora, Yasmin, Yasminelle, Yaz, Yira, Etinilestradiol/drospirenona EFG; Clormadinona: Balianca, Belara, Elynor, Etinilestradiol/Clormadinona EFG; Dienogest: con EE (Ailyn, Danielle, Donabel), con Estradiol ( Qlaria); Nomegestrol: Zoely.

En su nota la Agencia de Medicamentos insiste en que el riesgo es bajo. Pero pudiendo usar preservativos ¿para qué complicarse la vida con medicamentos que pueden matarte?

El riesgo más bajo lo tienen los anticonceptivos que contienen los progestágenos levonorgestrel, norgestimato o noretisterona: se ha estimado que cada año pueden producirse entre 5 y 7 casos de tromboembolismo venoso por cada 10.000 mujeres que los utilizan”.

Es decir, por cada 1.428 pastillas consumidas una mujer sufrirá los daños descritos. ¿Esto es lo que se considera riesgo bajo?

Pero además, la Agencia explica que el riesgo es mayor para los progestágenos etonogestrel y norelgestromina: entre 6 y 12 casos anualmente por cada 10.000 mujeres. Osea, cada 833 pastillas ingeridas una mujer dañada. Para los progestágenos gestodeno, desogestrel y drospirenona se ha estimado entre 9 y 12 casos anualmente por cada 10.000 mujeres.

El prospecto de estos medicamentos se actualizará para proporcionar una información más clara y facilitar así el uso del anticonceptivo más adecuado en cada caso. Es decir, continúan fomentándose su uso sin contarnos todo. Tenemos derecho a la información terapéutica veraz, adecuada, actualizada y responsable (esto sucede en pocas ocasiones). La mayoría de los prescriptores de estos medicamentos NO alertan sobre los daños graves y los datos estadísticos que mencionamos.

En cuanto al prospecto, me parece lamentable que hayan tardado tanto en actualizarlo. Esto debería ser mucho más automático y rápido. Por eso escribo que no me deja nada tranquilo el anuncio publicitario de la agencias reguladoras. Están escondiendo la información y la sueltan como a ellos les da la gana para vender más. Tienen miedo a informar por si pierden clientes.

Lo que no hará público nunca la agencia es ofrecer el número de reacciones adversas y muertes provocadas por estos (y otros) medicamentos. Si les pedís esos datos os dirán que lo hagáis “sede judicial”. Así lo hacemos, claro.

http://www.migueljara.com/2013/10/16/las-agencias-de-medicamentos-encubren-a-los-fabricantes-de-anticonceptivos-peligrosos/