Quimbiotec incrementó a 180.000 litros su capacidad para el fraccionamiento de plasma

 

Ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Manuel Fernández
Ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Manuel Fernández

Caracas, AVN.- La fábrica de hemoderivados sanguíneos, Quimbiotec, incrementó su capacidad instalada para el fraccionamiento de plasma, pasando de 120 mil Litros el año pasado, a 180 mil en 2013.

La información fue dada a conocer, este viernes, por el ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Manuel Fernández, durante una visita a la fábrica, ubicada en San Antonio de los Altos (Miranda).

Desde hace 14 años, Quimbiotec suministra ininterrumpidamente hemoderivados de manera directa a cada farmacia, de los 254 hospitales del país, cubriendo 100% de las necesidades del sector público.

Con los hemoderivados producidos en Quimbiotec se atiende el 92% de la población susceptible y más vulnerable económicamente en Venezuela, los productos están distribuidos de la siguiente manera:

Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS): 69%.
Hospitales de las Fuerzas Armadas Nacionales: 3%.
Hospitales de PDVSA y Ferrominera: 2%
Hospitales del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS): 18%

“Sólo existen tres fábricas de este tipo en América Latina, una de ellas es la nuestra. Las otras dos están en Argentina y Cuba”, dijo el Ministro.

Fernández destacó que en la actualidad se encuentran adelantando planes pilotos para proyectos que nacen de la ingeniería genética, como la planta productora de fármacos y el laboratorio de producción de antivenenos.

Desarrollo sustentable

A raíz del crecimiento y experiencia que ha obtenido Quimbiotec, a partir del 2014, será una empresa autosustentable.

“Para el 2014 no le solicitará recursos al Estado, porque cuenta con el personal capacitado y la tecnología necesaria para trabajar por ella misma. Así es la Venezuela que queremos, productiva y autosustentable”.

Actualmente, en la planta trabajan 447 personas, todas ellas cuentan con la mística, la pasión y las herramientas necesarias para cumplir con la meta, satisfacer al pueblo venezolano y próximamente a los demás pueblos de América Latina.

“Estas personas lo tienen todo, ellas convierten el conocimiento en hacer, y ese proceso de saber y hacer se convierte en innovación. Si los venezolanos y el mundo entero quiere saber lo que estamos haciendo aquí y cómo damos respuesta a las necesidades del pueblo, Quimbiotec, es un excelente ejemplo”, subrayó Fernández.

 

FIN/AVN/DAQ/MAY