Empresarios UE creen “discriminatoria” investigación a farmacéuticas en China

lainformacion.com

Pekín, 5 sep.- Los empresarios extranjeros perciben como “discriminatoria” la investigación abierta contra empresas farmacéuticas foráneas en China por posible corrupción, advirtió hoy la Cámara de Comercio de la Unión Europea en este país.

En una rueda de prensa para presentar el informe anual de la Cámara “Negocio Europeo en China 2013-2014”, el responsable del grupo de trabajo farmacéutico de la institución, Bruno Gensburger, sostuvo que “en general” las empresas extranjeras del sector cumplen escrupulosamente las leyes chinas.

Las empresas investigadas, sostuvo, cuentan con procedimientos estándares de actuación (SOP, standard operating procedures) globales.

“Lo que me parece un poco injusto es que las empresas que son más serias sobre los SOP han sido las más investigadas y a las que más se ha discriminado”, señaló Gensburger.

Agregó que “por lo que yo sé, no se ha investigado a ninguna compañía china”.

El caso más destacado es el de la multinacional GlaxoSmithKline, varios de cuyos empleados se encuentran bajo investigación por ofrecer supuestamente sobornos a funcionarios chinos.

Según han publicado los medios oficiales chinos, la Policía considera que la práctica era política de empresa y no una mera iniciativa a título individual de los empleados.

Tanto Gensburger como el presidente de la Cámara, Davide Cucino, subrayaron el interés de las empresas europeas en trabajar en un ambiente libre de corrupción.

“No tenemos que distanciarnos del hecho de que ha habido casos de corrupción. A todas las empresas europeas les interesa que se ataje la corrupción”, declaró Cucino.

Gensburger insistió en que “todos queremos trabajar en un ambiente muy limpio” y las compañías han cooperado con las autoridades.

Si el ánimo de la investigación es erradicar verdaderamente la corrupción empresarial, las empresas están “dispuestas” a participar en una plataforma en colaboración con las autoridades para ello, insistió.

Pero “si esta campaña tiene como objetivo amedrentar a algunas empresas o crear un clima especial, no creo que vaya a resolver nada”, sostuvo.

“Esperamos que la investigación se desarrolle de acuerdo con la ley y lleve a resultados mejores para todos”, concluyó.

En respuesta a las acusaciones, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hong Lei, indicó que su Gobierno está “comprometido” con la reforma y la apertura del sistema económico, y “seguirá manteniendo un clima estable y transparente” para las operaciones de las empresas extranjeras en el país.

China estudia imponer fuertes multas a GSK por fomentar una agresiva cultura laboral que animó y condujo indirectamente a su personal de ventas a crear y coordinar una red de sobornos para aumentar sus ventas en el país.

La firma está acusada de destinar unos 3.000 millones de yuanes (372 millones de euros, 490 millones de dólares) a sobornos a médicos y centros sanitarios, así como de evasión de impuestos.

Además de GSK, las autoridades chinas investigan también a Sanofi por posible corrupción, y han visitado plantas de las firmas Novo Nordisk y Lundbeck, danesas; la belga UCB; la británica AstraZeneca y la estadounidense Eli Lily.

(Agencia EFE)