Linagliptina / Linagliptin, No supone avance terapéutico

Resumen:
– Linagliptina es la cuarta gliptina disponible en el mercado. Su uso ha sido autorizado para el tratamiento de la DM2 en monoterapia cuando la metformina no es adecuada debido a intolerancia o está contraindicada por insuficiencia renal; en doble terapia con metformina; en triple terapia con metformina y sulfonilureas; y en asociación a insulina con o sin metformina. No está autorizada en doble terapia con sulfonilureas, ni con pioglitazona, ni como terapia combinada de inicio.

– Las guías de práctica clínica sobre el tratamiento de la DM 2 recomiendan, cuando las medidas no farmacológicas son insuficientes para conseguir un control glucémico adecuado, utilizar como primera opción metformina en monoterapia y en caso de intolerancia o contraindicación las sulfonilureas constituyen la alternativa de elección. Cuando la monoterapia, con una dosis óptima y una adecuada adherencia al tratamiento, es insuficiente se recomienda la terapia combinada asociando metformina con una sulfonilurea. Las gliptinas pueden considerarse en terapia doble, como alternativa a metformina o a sulfonilureas cuando estas están contraindicadas o no se toleran; o en terapia triple junto a ellas.

– La eficacia de linagliptina se ha evaluado en ensayos clínicos aleatorios, cuya variable principal fue la reducción de la HBA1c. No se dispone de estudios que hayan evaluado sus efectos sobre morbilidad y mortalidad.

– Frente placebo, en monoterapia o en terapia combinada (doble y triple terapia), ha mostrado una reducción de HbA1c de magnitud limitada (0,6%), inferior a la observada con metformina, sulfonilureas y pioglitazona y similar a la de otras gliptinas.

– En el único estudio comparativo, la combinación linagliptina + metformina resultó estadísticamente inferior a glimepirida + metformina, aunque cumpliese el criterio de no inferioridad preestablecido.

– No requiere ajuste de dosis en insuficiencia renal. Es necesario establecer su perfil de seguridad a largo plazo, en relación con los efectos derivados de la inhibición de la enzima DPP-4 relacionados con el sistema inmunitario (infecciones, reacciones de hipersensibilidad, lesiones cutáneas, etc.), posibilidad de desarrollar pancreatitis, así como su seguridad cardiovascular.

– Las evidencias muestran para linagliptina una eficacia inferior a metformina y sulfonilureas y no existen evidencias de que ofrezca ventajas significativas respecto a otras gliptinas, por lo que linagliptina no supone un avance en la terapéutica de la diabetes mellitus tipo 2.

Descargar pdf Descargar informe