Tres de cada cuatro empresas farmacéuticas creen que están en medio de una crisis estratégica

Pastillas, píldoras, fármacos

Foto: VORTAL

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) –

   Tres de cada cuatro empresas de la industria farmacéutica creen que se encuentran en una crisis estratégica, según ha mostrado el estudio ‘La industria farmacéutica luchando por la rentabilidad’ realizado por Roland Berger Strategy Consultants.

   Por este motivo, el 78 por ciento de los encuestados señalan que deben ajustar sus modelos de negocio para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado.

Y es que, a pesar de que las diez principales compañías farmacéuticas fueron capaces de aumentar sus ventas en un 13 por ciento entre 2009 y 2010, su margen de beneficio se redujo en el mismo período en casi un 4 por ciento, lo que equivale a una pérdida de 34 millones de euros en beneficios.

Además, mercados como Europa y Estados Unidos están sufriendo un estancamiento debido a la presión sobre los precios, que va en aumento, los cambios regulatorios en el sistema de salud y los requisitos de admisión cada vez más estrictos para los nuevos fármacos.

También, los costes de I+D han aumentado más de un 80 por ciento a nivel mundial en los últimos 10 años, y por ello, el número de lanzamientos de nuevos productos ha disminuido en un 43 por ciento. Por lo tanto, casi la mitad de las empresas encuestadas creen que el retorno de la inversión (ROI) en el ámbito de la I+D es negativa.

Asimismo, el aumento de los precios, los cambios regulatorios y la expiración de las patentes están conduciendo a la reducción de los márgenes de la industria farmacéutica. En este sentido, los responsables de Roland Berger han asegurado que la industria farmacéutica mundial se enfrenta a un cambio estructural “importante”. “Aunque las ventas globales han aumentado en los últimos años, los márgenes de beneficio se han reducido considerablemente”, han recalcado.

Ante esta situación, una de las principales medidas que están dispuestas a tomar es centrar sus inversiones en los mercados emergentes de alto crecimiento, que significará el 40 por ciento del mercado farmacéutico mundial en 2016.

De hecho, mas del 50 por ciento de las empresas encuestadas están dispuestas a trasladar su administración, I+D y departamentos de ventas a los mercados emergentes. “Esto significa que realinear los modelos de negocio para adaptarse a los distintos productos y mercados con nuevos requisitos es indispensable para garantizar el éxito del negocio”, han asegurado los responsables del estudio.