España: Sanidad acusa a la industria farmacéutica de poner precios caros

Europa Press | Madrid

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha acusado a la industria farmacéutica de estar fijando precios “excesivos” para los nuevos tratamientos contra el cáncer, y avisa de que si no demuestran ser coste-efectivos no se financiarán por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Así lo ha reconocido el director general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia del Ministerio, Agustín Rivero, en el marco de una Conferencia General para la Sostenibilidad de la Atención Oncológica en el SNS organizado por la Fundación Bamberg.

Rivero ha insistido en que el departamento de Ana Mato “apoya la innovación y la introducción de todos los medicamentos contra el cáncer que sean necesarios” pero, como ha puntualizado, siempre que su coste-eficacia sea “adecuado” y contribuya “de forma real” al incremento de la salud.

En este sentido, ha aseverado que los nuevos medicamentos autorizados en Europa vienen con precios “extremadamente gravosos” cuando además, en determinados casos “aportan pequeñas mejoras” con respecto al tratamiento anterior, lo que obliga a “un gran esfuerzo de valoración y negociación” antes de decidir si se financia o no.

“Yo entiendo que los precios deben ser altos porque hay mucha investigación detrás, y los ensayos clínicos son muy caros, pero a veces se evalúa el coste-eficiencia y nos parece caro para el sistema, y para el beneficio-riesgo que ofrece”, ha señalado.

Además, a su juicio esto “abre el debate sobre si es sostenible que siga creciendo el presupuesto destinado a financiarlo o es compatible con las necesidades existentes en otras ramas de la Medicina, como la cardiovascular o la neurológica”, según Rivero.

Generalmente suele ser la farmacéutica la que ofrece un precio de salida y, a partir de ahí, Sanidad analiza los beneficios terapéuticos de cada indicación y si es coste-efectivo para proponer el precio por el que está dispuesto a financiarlo. “Siempre se negocia hasta llegar a un acuerdo y, si no ha consenso, no se financia. Es un tira y afloja”, ha reconocido.

Antitumorales no financiados

Aunque “casi siempre suele haber acuerdo”, según ha reconocido, en el último año ya ha habido dos medicamentos contra el cáncer que “no han superado el listón fijado” por Sanidad y ha sido rechazada su financiación.

“Hemos visto que son innovaciones que desde el punto de vista coste-efectividad no mejoran mucho la vida del paciente, quizá apenas en una semana, y aunque eso para el que tiene a su padre o su madre afectado es importante, a niveles macroeconómicos no es rentable. Pero se sigue trabajando en busca de un acuerdo con nuevas informaciones de cara a poder financiarlo más adelante”, ha explicado.

Además, Rivero ha informado de que la Comisión de Farmacia del SNS ha aprobado recientemente el informe de posicionamiento terapéutico que se exigirá a los nuevos medicamentos que se aprueben a partir de ahora, y que irá dirigido sobre todo para las terapias antineoplásicas, los medicamentos biológicos y los antirretrovirales.

En virtud de este nuevo mecanismo de aprobación, desde que el Comité de Evaluación para Medicamentos de Uso Humano (CHMP, en sus siglas en inglés) de la Agencia Europa del Medicamento da el visto bueno a un medicamento hasta que la Comisión Europea lo autoriza habrá un grupo de expertos que evalúe qué función va a tener, cuándo se debe usar, en qué situación y estadio de la enfermedad, etc.

Este informe, que suele tardar unos dos meses, se pasa a la Comisión de Precios para decidir si el fármaco se financia o no y con qué precio.

Demostrar su coste-efectividad

Además, una de las principales novedades es que el coste-efectividad del medicamento volverá a ser analizado al año de la aprobación, “para ver con resultados reales si lo que dice su ficha técnica es acorde con lo que realmente está ofreciendo a los pacientes”.

“Y si no da los resultados adecuados, nos sentaremos con la empresa para llegar a acuerdos”, ha explicado Rivero, recordando que esta revisión de precios también será justificable cuando haya un cambio de indicaciones, aparezcan nuevos fármacos para la misma indicación o se introduzcan genéricos en el mercado.

Asimismo, ha reconocido que también en determinados casos “se podrían compartir riesgos entre la industria farmacéutica, que pague el fármaco si no es efectivo durante el tiempo necesario para demostrar su eficacia, y el SNS, que paga el fármaco en aquellos pacientes en que sea eficaz”.