Cuatro muertes relacionadas con el fármaco Diane 35 de Bayer

Por Miguel Jara.

Las autoridades sanitarias francesas imputan cuatro muertes al consumo del medicamento Diane 35 (fabricado por Bayer). Se utiliza contra el acné y también como anticonceptivo.

Diane 35 está autorizado en 135 países y comercializado en 116, entre ellos España. Está estudiado para combatir el acné femenino pero su efecto de inhibición de la ovulación le hacen también apto -en teoría- como anticonceptivo pero puede provocar trombos y estos pueden matarte.

Esta nueva alerta se produce después de que el Gobierno francés indicara que estudia los riesgos para la salud derivados del consumo de píldoras anticonceptivas de tercera y cuarta generación, tras el fallecimiento de una paciente que tomaba estos productos. Los anticonceptivos puedes resultar “embarazosos”.

En Francia hay demandas por ello y en Estados Unidos más de 12.000 denuncias realizadas por trombosis o embolismo pulmonar tras el consumo de anticonceptivos que contienen como principio activo drospirenona (Bayer también los fabrica, marcas Yaz/Yasmin).

Parece que las autoridades francesas están más alerta últimamente con los medicamentos. Hace apenas una semana publicábamos que Myolastan y otros medicamentos para la ansiedad se encuentra “en observación” por sus posibles daños.

El Caso Diane 35 refleja cómo muchos laboratorios consiguen una nueva indicación para un medicamento (anticonceptivo para tratar el acné en mujeres) sin tener en cuenta que ese anticonceptivo puede provocar muchas Reacciones Adversas a los Medicamentos (RAM) graves e incluso la muere.

No siempre lo que vale para un roto sirve para un descosido.

Habría que ver cual fue el proceso de investigación, registro, comercialización de esta nueva indicación… preguntaré a la Agencia Española de Medicamentos, aunque sigo esperando a que me contesten cuando hace unas semanas pedí información sobre las muertes relacionadas con la vacuna Infanrix hexa. En el apartado de Alertas de su web no explica nada.

Un ejemplo sobre esto de los rotos y los descosidos lo encontramos en el Botox. Lo mismo vale como cosmético que para “reparar” la vejiga hiperactiva.

Claro que para entender porqué se recetan estos medicamentos con las consecuencias, en ocasiones mortales, que pueden tener, hay que saber que en el país vecino muchos ginecólogos reciben acusaciones de haber sido seducidos con suculentas comisiones de las farmacéuticas. En España esto, los sobornos, también ocurre pero casi todo el mundo en el sector mira para otro lado.