Atención farmacéutica al paciente infiltrado con ácido hialurónico

Marta Díez Martín, Andrés García Márquez, Paula Guzmán Lafuente, Lucía López Melero, Almudena Maestro Nombela e Inés R. Piatkowska
Hospital Universitario Príncipe de Asturias
1. Ácido hialurónico: definición, usos, clasificaciónEl ácido hialurónico (AH) es una molécula hidrosoluble, uniforme, lineal y no ramificada compuesta por múltiples unidades disacáridas, que están compuestas por ácido N-glucurónico y N-acetil-glucosamina1.

Dado que el AH lubrica las articulaciones, que ayuda tanto en la absorción de impactos como en la estabilización de la estructura y que tiene efectos directos sobre la función de las células sinoviales, se trata de un componente importante del cartílago, el humor acuoso, la piel y el líquido sinovial3.

El líquido sinovial tiene una mayor o menor concentración dependiendo de su estado fisiológico. El que está presente en las articulaciones con osteoartritis contiene bajas concentraciones de AH en comparación con las articulaciones sanas. Esto es debido a una serie de sucesos mecánicos y biológicos que se producen en la osteoartritis y que desestabilizan la degradación normal y la síntesis de cartílago articular4. Todo ello deriva en un descenso de la concentración y el peso molecular del AH.

 

Ver trabajo completo en pdf