Publicidad

Inyectar medicamentos sin necesidad de agujas

Inyectar medicamentos sin necesidad de un pinchazo reduciría el riesgo de transmisión de enfermedades y mejoraría la calidad de vida de pacientes con enfermedades como la diabetes. Desde Cienciakanija cuentan cual es la situación de esta tecnología.

© Flickr | Kanijoman

Las inyecciones son un elemento inevitable en la medicina moderna. Sin forzar la entrada de líquido directamente al cuerpo el panorama médico sería más pobre. Pero las inyecciones tienen inconvenientes, entre los que destacan la transmisión de enfermedades y que son dolorosas para el paciente.

Debido a estos inconvenientes se ha intentado encontrar una forma de administrar inyecciones sin agujas. La hipótesis es que si se dirige el líquido con suficiente fuerza, penetrará en la piel del paciente y lo conducirá al interior del cuerpo.

Los numerosos intentos de crear una inyección sin aguja han fallado o por ser más dolorosos y dañinos que las propias agujas o por el splashing: parte de los líquidos salpican o no penetran lo suficiente e imposibilita saber la dosis recibida por el paciente.

Manuel Hermán explica los nuevos avances de esta tecnología que han hecho en la Universidad de Twente en los Países Bajos. La técnica empleada se basa en llenar un capilar con líquido y calentarlo mediante un pulso láser, cosa que provoca que se evapore súbitamente y envíe una onda de choque a través del tubo. Cuando el líquido impacta en la piel lo hace a una velocidad de 850m/s y penetra fácilmente y sin splashing.

Está técnica aún tiene que estudiarse ya que se ha probado con agua tintada y deberán verse los efectos del calor sobre los medicamentos y la potencia necesaria para inyectar los líquidos atendiendo las características de la piel en una misma persona o en distintas personas.

Deja una respuesta


dos + 1 =