“Vamos hacia la producción autónoma de medicamentos”: ministra Sader

domingo 23 de septiembre de 2012 06:11 AM
Maidolis Ramones / Maracaibo

Pediatra, coronela de la Aviación Nacional de Venezuela y comandante del Batallón 51 de médicos de la Escuela Latino Americana de Medicina, Eugenia Sader Castellanos lleva el mando del Ministerio de Salud del país desde hace dos años.

La ministra enfrenta actualmente alertas epidemiológicas por dengue, tosferina, malaria, meningitis meningocóccica, influenza y hepatitis B, pero también tiene las estadísticas a favor de de cero casos autóctonos de cólera, difteria, rabia humana y fiebre amarilla, además de la modernización del Sistema Público de Salud con un cambio en la visión de la atención que ha sido agradecido especialmente por la población que hace una década no tenía acceso ni a la atención preventiva.

—El Ejecutivo nacional anunció la recuperación de 11 hospitales del Zulia ¿cuándo estará la región con centros totalmente recuperados? ¿Cómo es que Maracaibo, con más de 3 millones de habitantes, sigue teniendo una infraestructura hospitalaria vetusta? El Sistema Regional de Salud insiste en que los recursos son insuficientes, ¿qué responde ante esto?

—Trabajar con gobiernos regionales con los cuales no se comparte la visión de país es muy difícil ya que el Gobierno nacional asigna recursos para ser utilizados por el bien del pueblo zuliano y el Gobierno regional crea empresas privadas para administrar los hospitales, desviando los recursos y disminuyendo el beneficio al paciente, adicionalmente contrata personal con salarios inferiores al salario mínimo y a la escala salarial de salud. A pesar de ello el Gobierno Nacional continua invirtiendo en el Zulia. Se ejecutaron obras en los últimos dos años y ya están en funcionamiento como la Maternidad Castillo Plaza, tres centros de diagnóstico integral (CDI), tres salas de rehabilitación integral (SRI), el Servicio de Oncología y Radioterapia, y un centro de Misión Sonrisa. Adicionalmente se realizan trabajos de reacondicionamiento en los hospitales Binacional Paraguaipoa, de Niños de Veritas, Nuestra Señora de la Chinquinquirá, Materno Infantil Raúl Leoni, 42 obras de Barrio Adentro han sido recuperadas y continuamos trabajando.

—¿Cuánto se ha avanzado y qué está pendiente en control de enfermedades epidemiológicas?

—La situación de los estados fronterizos del país evidencia que la situación de enfermedades epidémicas se mantiene controlada. Gracias a la política de prevención y atención integral a la salud de los niños, podemos resaltar los logros en cuanto a la reducción de la mortalidad infantil por enfermedades infecciosas y parasitarias. Desde el año 2000, no se han presentado nuevos casos autóctonos de cólera; tampoco existen de difteria, peste o rabia humana. En cuanto a la fiebre amarilla, no se han presentado casos desde 2005.

El sistema público venezolano garantiza 10 vacunas gratuitamente para la población, que previenen contra 14 enfermedades. Para el año 2012 la inversión supera las 21 millones de dosis de vacunas gratuitas para la población en todos los grupos etarios. Desde 2007 no circulan en el país los virus de sarampión y de rubeola. Todavía se tienen que reforzar las acciones preventivas en contra del dengue y la malaria para reducir de manera contundente la prevalencia de estas enfermedades.

— ¿Cuáles son los programas en materia preventiva para enfermedades virales y contagiosas?

—El programa de prevención de la transmisión del VIH madre-hijo ofrece a todas las mujeres embarazadas que asistan a la consulta prenatal la realización de la prueba para despistaje y diagnóstico del VIH. También se suministran antirretrovirales en forma gratuita a la población infectada. Para las embarazadas infectadas se programa una cesárea electiva y se suministran sucedáneos de la leche materna para evitar la transmisión del virus; así como el seguimiento virológico e inmunológico para el recién nacido.

Es importante recordar que Venezuela cumplió la meta del milenio de lograr el acceso universal al tratamiento de la infección por VIH. Hoy más de 40 mil personas con Sida reciben medicamentos de alto costo, de forma gratuita, para su tratamiento, cuya inversión supera los 240 millones de bolívares fuertes anuales.

En cuanto a la tuberculosis también se alcanzó la meta del milenio. La tasa de mortalidad bajó de 4,1 por 100.000 habitantes en 1990 a 2 por 100.000 habitantes en 2011, y la prevalencia notificada en tuberculosis bajó de 25,5 por 100.000 habitantes 21,9.

—En comparación con nuestros países vecinos, ¿en qué lugar podemos colocar la salud en Venezuela?

—En primer lugar, y lo podemos constatar con el incremento de las inversiones públicas que se han hecho en este sector, por encima del promedio mundial y del promedio de las Américas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La inversión pública por habitante subió de $114 en 2000 a $275 en el año 2009 (incremento de 141%).
Podemos resaltar tres datos representativos de nuestra política en materia de salud: la población venezolana asistida por el sector público pasa del 85% del total; la densidad médica pasó de 27 a 38 médicos x 10.000 habitantes y se hizo más equitativa la presencia de los médicos en comunidades de difícil acceso. También se amplió en un 156% la red de servicios de salud. La esperanza de vida en Venezuela se ubicó en 74,48 años en 2012. De los países vecinos solo Cuba y Chile con 78 años, México, Panamá y Perú con 76 años tienen una esperanza. El promedio mundial es de 68 años.

—¿Qué proyectos macros tiene el Ministerio de Salud para ejecutar?

—Estamos ejecutando proyectos de gran envergadura a fin de garantizar la producción autónoma y una mejor distribución de los medicamentos e insumos médicos, como la construcción de cinco almacenes en los estados Anzoátegui, Aragua, Barinas, Lara y Miranda; de cinco fábricas de medicamentos en cooperación con Cuba; una planta con Colombia; y otras dos con Portugal, que complementan el Complejo Farmacéutico Socialista.

http://www.panorama.com.ve/portal/app/vista/detalle_noticia.php?id=35901