México:Consideran tendencia global aplicar impuesto a alimentos y medicinas

Por: Redacción / Sinembargo – septiembre 12 de 2012 – 17:27
México, 12 Sep. (Notimex).- La controversia que lleva más de una década en México por la implementación de un gravamen al consumo distinto de cero por ciento en alimentos y medicinas podría ser resuelta, como lo han hecho diversos países, al aplicar un impuesto a estos productos a tasa reducida, estimó KPMG.
La firma se servicios de auditoría, impuestos y asesoría expuso que de acuerdo con un análisis comparativo de su Práctica de Impuestos Indirectos, “el gravamen en alimentos y medicinas a una tasa de impuesto al consumo distinta de cero por ciento es una tendencia global”.
El estudio consideró las normas fiscales vigentes en 75 países que aplican IVA o impuestos indirectos similares a dichos productos y que además compiten o son socios de diversos organismos internacionales de México.
KPMG explica que la controversia por la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento para alimentos y medicinas se ha polarizado en México. Refiere que por un lado están los partidarios de mantener la tasa del IVA en cero por ciento, y por el otro aquellos que defienden que las enajenaciones de ambos se graven a la tasa general.
Al respecto, la firma dio a conocer los resultados respecto de lo que hacen 75 países en materia de la aplicación de impuestos a alimentos y medicinas. Del total de los países que fueron sometidos a dicho análisis, 66 por ciento aplica una tasa de impuesto al consumo distinta de cero y que en promedio es de 11 por ciento, mientras que 68 por ciento de las naciones grava las medicinas en una tasa promedio de 10 por ciento. El 41 por ciento de los países implementa un gravamen con una tasa distinta a la general en el caso de los alimentos, con el pago de 9.0 por ciento de una tasa reducida; en el caso de las medicinas, 40 por ciento de los países aplica un gravamen con una tasa promedio de 7.0 por ciento.
En Europa y en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la mayoría de los países aplica impuestos en los alimentos de 9.0 por ciento y en medicinas de 7.0 por ciento. Muchos países han resuelto la controversia planteada mediante la aplicación de una tasa reducida. La solución ha sido efectiva desde un punto de vista recaudatorio, lo que podría motivar un cambio de planteamiento en México, expone KPMG.
http://www.sinembargo.mx/12-09-2012/364658