La industria farmacéutica prescinde del 10% de sus visitadores durante el primer semestre de 2012

Por: Francisco Rosa / Madrid.
Ceatimef confirma unas 970 bajas hasta julio, en torno al 10% de los visitadores que trabajan directamente para la industria farmacéutica
La semana pasada Boehringer Ingelheim anunció el despido de 120 trabajadores en España, todos ellos pertenecientes al área comercial
Desde 2009 la visita médica en España ha perdido el 44 por ciento de sus empleos al pasar de 17.000 a 9.400
El cambio de foco que ha hecho la industria desde primaria a especializada también ha dado lugar a bajas
El anuncio que realizó Boehringer Ingelheim de que abrirá un expediente de regulación de empleo en España que se traducirá en la baja de 120 trabajadores del área comercial no es un hecho aislado en el seno del sector farmacéutico, sino más bien lo contrario. Así lo indica Óscar Rilo, presidente de la Confederación Española de Asociaciones Profesionales de Informadores Técnicos Sanitarios (Ceatimef), que alertó de una caída del empleo en el sector de los visitadores cercana al 10 por ciento en lo que va de año, con 1.100 despidos.

Desde 2009 la visita médica en España ha perdido el 44 por ciento de sus empleos al pasar de 17.000 a 9.400

El cambio de foco que ha hecho la industria desde primaria a especializada también ha dado lugar a bajas

Y aunque parece que esta tendencia se ha agravado en el último tiempo, lo cierto es que viene de años atrás, concretamente de los inicios de la crisis. Solo en los tres últimos años, el personal comercial ha disminuido en un 44 por ciento. “A nivel nacional, éramos cerca de 17.000 visitadores médicos de los cuales solo permanecen 9.400. La caída de 2012 representa en torno al 10 por ciento de ese total, sin contar el ERE de Boehringer”, explicó el presidente de Ceatimef.
De entre los factores que están siendo determinantes para la eliminación de puestos de trabajo en este subsector hay que descartar la pérdida de importancia de la labor en sí. Como indican desde BI, “la labor informativa del delegado de visita médica sigue siendo fundamental”. Por tanto, los despidos en el área comercial pueden identificarse más bien con una mera cuestión de costes. “Nuestra decisión se enmarca en un contexto difícil para el sector, marcado por los precios de referencia, las reducciones de precios de los fármacos que han llegado al 15 por ciento, así como la desfinanciación”, explican desde la compañía alemana.
Subcontratación
Para hacer frente a estos contratiempos, que se han traducido en una cierta caída de los márgenes para las compañías farmacéuticas, “muchos han optado por la subcontratación de comerciales a las empresas de outsourcing, lo que les exime de mantener una relación directa con los empleados”, confirmó Rilo. Sobre este particular, fuentes de Boehringer Ingelheim indicaron a EG que “esta es una opción que no se contempla por el momento”.
Pero a pesar de lo dicho, la pérdida de empleo no es la única novedad que atañe al sector de los visitadores. También se está produciendo en el último tiempo un desplazamiento de sus targets. Uno de esos cambios es el que se ha producido dentro de la cadena sanitaria, con una pérdida significativa de actividad en el marco de la atención primaria, que está siendo sustituida por una mayor afluencia de visitas a los especialistas. Como indica el presidente de Ceatimef, “esta tendencia no es solo española, sino que se da a nivel europeo y se traduce en un adelgazamiento de las líneas de ventas en AP”.
Aunque la transformación ha ido más allá y para muchas compañías el médico ha dejado de ser el receptor prioritario a la hora de enviar a sus delegados comerciales. A este respecto, cabe destacar la importancia que ha cobrado el farmacéutico para la industria, sobre todo a raíz del RDL 9/2011 y la implantación de la prescripción por principio activo, que dejaba en manos de este la selección del fármaco a dispensar.
Aunque el marco regulatorio ha cambiado, lo cierto es que muchas compañías siguen dedicando muchos esfuerzos a informar a los boticarios de sus productos. “Lo que hizo la industria fue desplazar a los visitadores hacia la farmacia. Ahora el target es mixto. Antes algunas compañías ni siquiera acudían a la botica y ahora, por el contrario, existen algunos laboratorios que solo visitan farmacias. Tras la implantación de la PPA en Andalucía ya detectamos la tendencia que comenzaban a seguir algunas compañías fuertes”, señala el máximo representante de los visitadores médicos en España.
Pese a las dificultades y los cambios que está sufriendo el sector y al empeoramiento de las condiciones laborales que se deriva de la subcontratación, lo cierto es que en Ceatimef miran el futuro con optimismo. Por un lado, porque la administración ha relajado su forma de tratar con ellos tras la imposición de una regulación estricta que les obliga a notificar cada reunión científica que realizan. Por otro lado, porque los visitadores han aumentado su cualificación, hasta el punto de que más del 90 por ciento tienen estudios superiores y eso puede convertirse en una garantía de futuro.
Asimismo, la amenaza que planea desde hace unos años sobre las cabezas de los delegados comerciales está en stand by. Se trata de la implantación de la visita virtual. “El hecho de que todo esté bien regulado y de que las asociaciones estemos cumpliendo con nuestras obligaciones ha ayudado a que esta iniciativa promovida por algunas compañías no haya triunfado”, culminó.