Sundecop evaluará precios de más de 57 mil medicinas

Sector farmacéutico solicita que se cree equipo para que las revisiones sean constantes

Mónica Guevara

jueves 12 de julio de 2012 06:00 AM
Maidolis Ramones / Maracaibo

Borrar del sector de medicamentos palabras como especulación, escasez y descontrol es la tarea que lleva a cuestas la Superintendencia Nacional de Costos y Precios (Sundecop) que se propone evaluar 57 mil 631 presentaciones farmacéuticas que expenden actualmente en el país y que incluyen 1.435 principios activos.

La misión forma parte de la aplicación de la Ley de Costos y Precios Justos, vigente desde noviembre de 2011 y que inició con el control de precios de rubros alimenticios y ahora enfoca su mirada sobre los medicamentos, cuyos costos, con un mismo principio activo, llegan a variar hasta un 1.000% según el nombre comercial y laboratorio que lo patrocine.

“El nuevo estudio lo dividimos en varias fases: fiscalización, divulgación del método de registro de empresas y notificación de precios y costos. Finalmente, para septiembre de 2012, se realizará el análisis del estudio y la fijación de los nuevos precios justos”, señaló Karlín Granadillo, superintendenta de Costos y Precios.

Se trata de una tarea titánica que se inició con el registro de los entes involucrados en la cadena de distribución mediante el Sistema Integral de Control de Medicamentos (Sicm), promulgado por el Ministerio de Salud y que contiene la información del origen, destino y los datos de los productos movilizados.

Algunos representantes del sector farmacéutico no ven con buenos ojos el control de precios, por cuanto temen que traiga escasez de medicinas, debido a que buena parte de los medicamentos regulados en 2003 fallan con frecuencia de los estantes.

“La escasez de medicamento continuará y se va a profundizar. Lo que viene será peor, un caos”, expresó públicamente el presidente del Colegio de Farmacéuticos del Distrito Federal y Estado Miranda, Luis García, quien adjudica la escasez a la liquidación de divisas por parte de Cadivi, la dinámica de las aduanas y el Sistema Integral de Control de Medicamentos.
La realidad palpable en los establecimientos farmacéuticos es que medicamentos para el control de la glicemia, tiroides, hipertensión y convulsiones, que forman parte de los precios congelados, no son fácilmente encontrados.

“No puedo esperar a que se me acabe el medicamento para comprarlo, porque se que cada vez es un vía crucis para conseguirlo”, dijo Abraham Colina, cuyo hijo, de 17 años, padece de esquizofrenia y el medicamento Fenobarbital aparece y desaparece como un bombillo intermitente en las farmacias que frecuenta.
Johana Morales, auxiliar de farmacia, confirma esta realidad: “Ahorita no hay ese producto. Los psicotrópicos tienden a escasear, también fallan medicinas para los nervios gástricos y para diabéticos”, dijo.

Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, se muestra positivo ante el control: “Felicito a Sundecop por anunciar el control de todos los medicamentos. Así se darán cuenta que no hemos ocultado nada. La mayoría de los principios activos en el país son importados. El control se ha convertido en una política de Estado y lo único que alertamos a Sundecop es que cree un departamento para que las revisiones sean una constante y no que se establezca un precio y luego no se revise más porque esto derivará en escasez”, expuso el empresario.

Hasta ahora, Sundecop ha levantado una lista de productos con la información que manejan los entes relacionados con la materia por parte del Estado. Karlín Granadillo aseguró que el próximo paso es reunirse con el sector privado y verificar las diferencias o datos faltantes.