España: Sanidad cobra de más por los fármacos a parados y pensionistas y de menos a usuarios activos

El Principado atribuye el caos a los errores en los datos remitidos por el Ministerio sobre la renta de cada asturiano – Asegura que las anomalías estarán corregidas en 48 horas.

Oviedo, Pablo ÁLVAREZ

Unos pagan más de lo que les correspondería y otros pagan menos. El nuevo modelo de copago de medicamentos está vigente en Asturias desde el pasado domingo, 1 de julio, pero de una forma incompleta y con notables deficiencias que perjudican a colectivos muy sensibles (básicamente a perceptores de pensiones no contributivas y a parados que ya han agotado su subsidio de desempleo) y favorecen a otros mejor situados (los que ganan más de 18.000 euros anuales), según han trasladado a LA NUEVA ESPAÑA numerosos médicos y farmacéuticos de diversos puntos de la geografía regional.

La Consejería de Sanidad del Principado atribuye estos desbarajustes a errores en la información recibida del Ministerio de Sanidad relativa a la renta de cada asturiano, dato que determina el porcentaje del precio del fármaco que debe abonar. Según la Consejería de Sanidad, las anomalías estarán corregidas en un plazo de 48 horas.

Por explicarlo resumidamente, de los seis grupos de copago establecidos por el Ministerio de Sanidad, hasta la tarde de ayer sólo tenían establecido su código correspondiente dos de ellos. Uno, que agrupa a pensionistas, implica el pago del 10 por ciento del precio de los fármacos; y el otro, de trabajadores activos, supone el abono del 40 por ciento. La ausencia de los códigos restantes significa que el colectivo de asturianos que deberían recibir sus medicamentos de forma gratuita (un total de 29.249, mayormente beneficiarios de pensiones no contributivas y parados que ya han dejado de cobrar el correspondiente subsidio) están viéndose obligados a pagar el 10 por ciento. Entre tanto, los activos que deberían sufragar el 50 o el 60 por ciento del coste de sus medicinas sólo están pagando el 40 por ciento.

El nuevo modelo de copago entró en vigor el pasado domingo tanto en Asturias como en el resto de España (con la excepción del País Vasco y Cataluña). Pero la situación real comenzó a ser detectada por los farmacéuticos en la tarde del lunes y la mañana del martes. «Estamos viendo que sólo nos llegan códigos 002 y 003», explicó un boticario a este periódico en la mañana de ayer. Una apreciación que, a continuación, fue corroborada por otros farmacéuticos de la región.

El paso siguiente consistía en preguntar a los médicos de los centros de salud. La respuesta fue que ellos habían recibido una circular de la Consejería de Sanidad que señala textualmente: «Hasta el día 10 de julio, sólo estarán operativos en OMI los tres primeros códigos que se corresponden con: 001, sin aportación; 002, pensionistas; 003, activos». Fuentes de la Consejería aseguraron ayer que desconocían la procedencia de este documento. Pero lo cierto es que ninguno de los boticarios consultados por este periódico había visto -al menos hasta media tarde de ayer- ni una sola receta con el código 001. Para completar el paisaje de la confusión, a una farmacia de Oviedo llegó al filo de las seis de la tarde una receta con el código 004, expedida en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Sanidad indicó que el sistema informático de los hospitales no se ha visto afectado por los problemas de los centros de salud.

¿Consecuencias prácticas de todo lo narrado? Algunos de los usuarios que deberían recibir las medicinas de forma gratuita han advertido a los farmacéuticos de la irregularidad de sus recetas, pero los boticarios se han limitado a indicarles que a ellos no les queda más remedio que cobrarles lo que señala el código y darles un tique para que puedan dirigir su reclamación a las instancias políticas competentes. «Muchas de estas personas se quedan muy desconcertadas y ves que cualquier reclamación se les hace un mundo», relató un boticario. Otro refirió cómo la factura de uno de estos usuarios ascendía a 29 euros, un dinero del que no disponía en ese momento, lo que le obligó a volver a casa. Una tercera clienta, que argumentó que su pensión es no contributiva y no alcanzaba los 400 euros, hubo de abonar 19 euros por sus medicinas. «Me quedé con mal cuerpo, pero yo no podía hacer otra cosa», declaró a este periódico el farmacéutico que la atendió.

A última hora de ayer, fuentes de la Consejería de Sanidad expusieron a LA NUEVA ESPAÑA su versión de lo sucedido. Según Sanidad, el pasado domingo, 1 de julio, el Ministerio de Sanidad envío al Principado un nuevo fichero de códigos porque, según el Ministerio, el anterior contenía errores y los nuevos datos estaban más depurados.

El día 2 (el 1 era festivo y no hubo un volumen significativo de recetas) desde la Consejería se detectó que «había muy pocos usuarios con códigos 001 y 004». A continuación, comprobaron que «una parte de los datos no habían sido cargados correctamente en el sistema». En concreto, «no entraba el segundo de los dígitos de codificación». En el caso de los pensionistas, todos eran asignados por defecto al grupo 2, y en el de los titulares activos, al grupo 3.

La Consejería decidió de inmediato «corregir el error lo antes posible». Y se determinó que, mientras se corregía, a los usuarios a los que correspondería el código 001 (exentos de pago alguno) se les aplicara el 002 (que es el que salía por defecto), con la condición de que ese 10 por ciento que deberían pagar se les reintegraría posteriormente a través del Sespa sin necesidad de que ellos lo reclamaran.

Asimismo, prosiguen las citadas fuentes, se decidió aplicar en este período transitorio el código 003 a quienes correspondería el 004, «un cambio que les beneficia, pues supone que en vez de pagar el 50 por ciento han de pagar el 40%». En este caso no se reclamarán las cantidades no pagadas.

Según Sanidad, «durante la tarde de hoy (por ayer) ya se han cargado correctamente la mayor parte de los usuarios del grupo 001 y en cuestión de 48 horas podrán estar operativos todos los del grupo 004». La Consejería señaló que entre el lunes y el martes se emitieron en Asturias 184.000 recetas, y que sólo se registraron 350 incidencias, un 0,19 por ciento del total de recetas.

Se reproduce a continuación un resumen del compendio de dudas y respuestas acerca del copago colgado en la página web de la Consejería de Salud del Principado.

¿Cómo se calcula el copago de las recetas prescritas antes del 1 de julio? Es el que estaba en vigor en el momento en que fueron extendidas: 40% en el caso de trabajadores en activo y sin aportación para los pensionistas. La validez de las recetas es de 10 días a partir de la fecha de prescripción.

¿Qué ocurre si una receta no tiene código identificativo con el nivel de aportación? Desde el pasado 1 de julio, la inmensa mayoría de las recetas incluyen un código que especifica el tipo de aportación del usuario. Sin embargo, en algunos casos (consultas domiciliarias, centros de salud sin historia clínica electrónica?) ha sido imposible asignarlo. En ese caso, la oficina de farmacia deberá aplicarle el 10% en las recetas de pensionista y del 40% en las recetas de activo.

¿Qué ocurre con las recetas de crónicos emitidas antes del 1 de julio, pero con una fecha de prescripción posterior al 1 de julio? Se seguirá la norma general establecida para las recetas que no tienen código identificativo: se aplicará el 10% en las de pensionista y del 40% en las recetas de activo.

¿Puede una farmacia negarse a suministrar productos farmacéuticos en caso de duda? No. En principio, todas las oficinas de farmacia han recibido instrucciones de que, en caso de duda, se aplique siempre la norma general de aportación establecida para las recetas sin código.

¿Puedo utilizar las recetas emitidas en Asturias en otra comunidad autónoma? El código de participación incluido en las recetas es común para todo el Sistema Nacional de Salud, por lo que las recetas emitidas en Asturias que incluyan este código podrán canjearse con total normalidad en cualquier farmacia de fuera de Asturias. Las recetas que, excepcionalmente, no incluyan ese código serán tratadas siguiendo las directrices de cada autonomía.

¿Dónde tendrán que solicitar los pensionistas que se les reintegre el dinero cuando excedan el límite establecido? Como criterio general, los pensionistas no tendrán que solicitar el reembolso, sino que será el Servicio de Salud (Sespa) el que se dirija a ellos para solicitarles un número de cuenta en el que se les realizará el reembolso en un plazo inferior a seis meses.

¿Cómo se devolverá el dinero de más que se haya pagado? El Gobierno de Asturias y el Colegio de Farmacéuticos están trabajando en un programa que permita que aquellos pacientes que superen las cantidades máximas mensuales que les corresponde abonar queden exentos de pagar más. Hasta que llegue ese momento, deberán guardar los tiques como medida de seguridad para comprobar que la devolución es correcta.

¿Qué tratamiento tienen las personas con discapacidad? Estarán libres del copago en los mismos supuestos en los que lo estaban en su normativa específica. Las personas con grado de discapacidad superior al 33% estarán exentas de aportación en prestación farmacéutica.

http://www.lne.es/sociedad-cultura/2012/07/04/sanidad-cobra-farmacos-parados-pensionistas-usuarios-activos/1265662.html