España:Las recetas se encarecen a partir de hoy para medio millón de alicantinos

Los pacientes que acudan hoy a los servicios sanitarios y les dispensen medicamentos recibirán recetas encarecidas. Empieza el polémico copago farmacéutico. Un nuevo sistema que alberga todavía muchas dudas y que afecta a 501.900 alicantinos.
Las boticas que están de guardia esta jornada tendrán de apoyo un servicio telefónico habilitado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos para resolver incidencias. Aún así, «va a haber lío», ha destacado esta semana su presidente, Jaime Carbonell. Y es que muchos boticarios han echado en falta una prueba piloto antes de su aplicación. Temen la situación caótica a la que se enfrentará mañana, primer día laborable y cuando los centros de salud registran siempre más demanda tras un fin de semana.
El copago acaba ya con la gratuidad de los medicamentos para 286.357 pensionistas alicantinos. Desde hoy tendrán que aportar el 10%, tal y como han acordado el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial.
Con un tope de 8 euros al mes si la renta es inferior a 18.000 euros, sube a los 18 entre los 18.000 y 100.000 euros, y a partir de esta franja se fijan 60 euros.
La Conselleria insistió ayer en que todo estaba listo para su aplicación y aseguró que la simulación realizada por el Ministerio ha mostrado que el 83% de los mayores tendrá que pagar menos de diez euros mensuales.
Pero los pensionistas muestran recelos, al igual que los trabajadores que verán mermada su economía. 213.067 alicantinos que forman parte de la población activa y que hasta ayer pagaban el 40% de sus medicinas costearán ahora el 50%, según los datos de CC OO, al disponer de rentas superiores a los 18.000 euros anuales. Por último, 2.498 alicantinos con ingresos que rebasan los 100.000 euros tendrán que abonar el 60%.
«Los pensionistas se han convertido en proveedores de Sanidad», señala el secretario general de Comunicación del sindicato, Salvador Roig. Se refiere al pago que tendrán que realizar. En un plazo de tres meses -según se ha marcado el en la Comunitat- Sanidad les devolverá el dinero que han aportado de mas. Sin embargo, los afectados dudan de esta devolución tal y como están en números rojos las arcas públicas. El sindicalista prevé que se superarán los 90 días hasta que el importe se devuelva a las cuentas corrientes de las pensiones.
El departamento dirigido por el conseller Luis Rosado -el titular ha insistido en que no se trata de una medida recaudatoria sino disuasoria por el abuso que se hace de fármacos- ha asegurado que el 52% de los ciudadanos de la Comunitat seguirá aportando lo mismo. En esta situación se encuentran 430.764 alicantinos, con rentas inferiores a 18.000 euros y que continuarán abonando el 40% del precio de las recetas. Por último, las personas que reciben pensiones no contributivas o son parados de larga duración dispondrán de sus recetas de manera gratuita.
En los departamentos de salud con prescripción y dispensación electrónica, en los que esté implantada la receta electrónica en las oficinas de farmacia, una alerta o «contador» le dirá al boticario que un determinado paciente ha llegado al límite y no tiene que cobrarle más.
En los lugares en los que el médico prescriptor tiene conexión con el sistema de información Abucasis, de prescripción electrónica, la propia receta indicará cuál es la aportación.
Así, cada tres meses la Generalitat reembolsará automáticamente las cantidades que sobrepasen el tope legal (8, 18, 60 euros), abonándolas en la cuenta donde tiene la pensión aunque se establecerá un límite máximo de aportación de 30 euros y una vez se llega a dicha cantidad mensual el ciudadano ya no abonará nada más hasta el mes siguiente, según Sanidad.
Respecto al consumo del ciudadano, el reembolso oscilará entre 7 euros (cantidad mínima estipulada por el Ministerio) y los 66 euros (cantidad máxima de devolución si el tope es 8 euros al mes) y entre los 7 euros mínimo y los 36 euros (máximo para los ciudadanos que tengan un tope mensual de 18 euros mes). Si procede se realizará un reembolso trimestral al paciente.
A los asegurados pensionistas de los que la Administración disponga de los datos de cuenta bancaria para proceder al pago mensual de su pensión, se procederá al abono automático de las cuantías que superen el límite de aportación legal mensual acumulada en el trimestre mediante ingreso directo en la cuenta bancaria en donde se tiene domiciliada la pensión.
Para el resto de casos en los que no se dispone de este dato de cuenta bancaria, el paciente deberá solicitar el reembolso, cumplimentando en su centro de salud por una sola vez un modelo de solicitud de reembolso de sobreaportación en prestación farmacéutica, según fuentes de Sanidad.
lasprovincias.es
01.07.12 – 00:07 –

E. BROTONS | ALICANTE.