La OMC critica que se saquen algunos fármacos terapéuticos de la financiación pública y avisa que aumentarán los costes

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) –

El secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha criticado este miércoles que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad pretenda sacar del sistema de financiación pública algunos medicamentos terapéuticos, como laxantes o mucolíticos, y ha avisado de que aumentarán los costes de estos fármacos.

Romero se ha pronunciado así después de que se anunciara que la ministra de Sanidad, Ana Mato, va a proponer a las comunidades autónomas, en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de este miércoles, una lista de 456 fármacos susceptibles de ser excluidos de la financiación pública y que, según los cálculos de su departamento, supondría un ahorro neto para el Sistema Nacional de Salud de 440 millones de euros.

En concreto, esta lista de medicamentos de uso común propuesta por Sanidad recoge fármacos para 18 dolencias de carácter leve como son la tos o la congestión nasal asociada a la gripe y al resfriado, así como estreñimiento, antidiarréticos, antihemorroidales, varices, psoriasis o ansiedad leve.

“El grupo de medicamentos terapéuticos acompañan y palían los síntomas de lagunas patologías especiales como, por ejemplo, para los extreñimientos secundarios o para los pacientes con demencia o con algún problema neurológico algunos laxantes estarían más bien que indicados o financiados porque pueden tener un valor añadido al tratamiento”, ha recalcado Romero.

Dicho esto, el secretario general de la OMC ha avisado que las comunidades autónomas van a tener “dificultades” a la hora de saber cómo van a seguir financiado medicamentos que a nivel nacional no se financian mientras, a su vez, sufren una “disminución” de su masa salarial de profesionales sanitarios.

“BENDITO SEA” EL DECRETO DEL PAÍS VASCO SI GARANTIZA LA EQUIDAD

En este sentido, se ha referido al Decreto aprobado por el Gobierno vasco que garantiza la gratuidad y universalidad del sistema sanitario público para todas las personas que residan en la comunidad y mantiene los niveles actuales de aportación en el pago de los medicamentos, por lo que deja sin efecto el copago farmacéutico impulsado por el Gobierno y que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

“Si el País Vasco tiene una financiación diferente y tiene esa posibilidad de mantener la equidad pues bendito sea siempre que no tenga repercusiones en los ciudadano y se suban los impuestos”, ha señalado Romero.

Por último, ha insistido en que con la decisión del Ministerio se está rompiendo la “equidad y universalidad” a pesar de que actualmente hay ya diferencias en este aspecto dado que algunas no financian medicamentos que otras sí lo hacen. “Estas son decisiones que estaban tomando las autonomías y lo que va a ser difícil es ver cómo van a seguir financiadndo medicamentos que a nivel nacional ya no se financian”, ha zanjado.