España:Los médicos critican los criterios de Sanidad para eliminar fármacos

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) critica “el enfoque” del Ministerio de Sanidad en la elección de los 456 medicamentos que pretende dejar de financiar. “A la hora de eliminar fármacos del nomenclátor, lo importante es ver si los medicamentos son útiles o no, y no si tratan dolencias mayores o menores”, afirma Miguel Ángel Hernández, miembro de la junta directiva de SEMFYC.

Los médicos de familia consideran que la medida del Gobierno tendrá poca utilidad porque “se rige por criterios económicos”. Además, advierten de que puede conllevar repercusiones negativas: “Este listado puede inducir a los médicos a recetar fármacos más complejos para una dolencia que se trataría con un medicamento más suave porque ya no está financiado”, explica Hernández, que pone como ejemplo el Almax, que combate la acidez estomacal, o los medicamentos para la tos. “Usar un medicamento no tan adecuado para una dolencia determinada sólo porque es más barato es un error”, sentencia. “¿Por qué quitar del vademecum un fármaco que es útil para una determinada patología, aunque ésta sea menor?, se pregunta.

Además, en algunos casos, como por ejemplo los tratamientos típicos para la artrosis, que afectan sobre todo a personas mayores, seguir tratamientos más complejos que los que Sanidad pretende desfinanciar, “puede acarrear efectos secundarios para los enfermos”.

FACUA-Consumidores en Acción inicia una recogida de firmas contra el “medicamentazo”La SEMFYC también denuncia que otro de los criterios de Sanidad para elaborar la lista sea “el impacto económico par las farmacéuticas”. Los médicos reclaman que la financiación de los fármacos se decida en función de la evidencia científica que demuestre si un medicamento es o no efectivo a lo largo del tiempo, y que no sea fruto de “una necesidad económica puntual”. Por ello, piden desde hace tiempo que una agencia especializada evalúe a lo largo del tiempo la eficacia de todos los medicamentos.

Por otra parte, la asociación FACUA-Consumidores en Acción ha empezado una campaña de recogida de firmas contra el “medicamentazo” por considerarlo un “gravísimo atentado” contra la salud de los ciudadanos y un cambio “radical e irracional” en los criterios para que la sanidad pública deje de financiar un fármaco, informa Efe. FACUA ha advertido de que, con la retirada de estos productos, “continúa el proceso de desmantelamiento de la sanidad pública” que, en su opinión, se suma a la privatización de hospitales en varias comunidades, el copago y la negativa a prestar asistencia a los inmigrantes que no puedan conseguir permiso de residencia.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez ha mantenido que “medidas similares llevadas a cabo por gobiernos anteriores, tanto en España como en otros países, no han provocado ni de lejos el ahorro previsto”. A partir de ahora -ha subrayado- la financiación o no de un fármaco dejará de basarse en criterios “racionales y científicos” como su eficacia, efectos adversos o relación coste-efectividad-, para pasar a primar “exclusivamente los síntomas que trate”.

Ha argumentado que “por increíble y surrealista que parezca el nuevo criterio del Gobierno no para financiar medicamentos, sino para dejar de hacerlo”, es que el principio activo cuente con un perfil de seguridad y eficacia favorable y suficientemente documentado a través de años de experiencia y uso extenso, junto a que estén “indicados en el tratamiento de síntomas menores”.

Entre los efectos negativos de dejar de financiar medicamentos de uso común, además del hecho de tener que pagarlos íntegramente, FACUA ha citado que numerosos médicos recetarán fármacos que sí estén financiados “indicados para dolencias más graves y generalmente más caros”.

Publico.es

ANNA FLOTATS MADRID 27/06/2012 14:22