España:La industria farmacéutica apoya la desfinanciación de 425 fármacos

Jordi Ramentol (presidente de Farmaindustria), Rafael García Gutiérrez (director general de Anefp) y Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda (director general de Aeseg).

Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Aunque en diferentes grados, los laboratorios farmacéuticos han acogido de forma positiva la desfinanciación de en torno a 425 medicamentos que el Consejo Interterritorial aprobó el pasado miércoles. Desde Farmaindustria se apoya la medida como fin para que se mantenga inversión en las terapias innovadoras, mientras que Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de Aeseg, informa de que la patronal ve “bien la iniciativa  como vía de ahorro, siempre y cuando los criterios para aplicarla sean coherentes”, e indica que permanecerán atentos a cómo se desarrolle.

En cambio, desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), aplauden esta desfinanciación, que venían persiguiendo desde hacía tiempo, y reconocen estar “muy contentos” con la decisión de comunidades autónomas y Ministerio, en palabras de Rafael García Gutiérrez, director general de la patronal del autocuidado.

“La alegría llega, sobre todo, porque se han desfinanciado completos los grupos que propusimos (lágrimas artificiales, mucolíticos y antidiarreicos)”, indica a RM, “y esto evita que se puedan dar desplazamientos en la prescripción hacia fármacos financiados”. Respecto al resto de medicamentos que se van a desfinanciar, García Gutiérrez indica que le parecen opciones “bastante razonables”, aunque reconoce que sintió “cierta alarma” cuando conoció la propuesta inicial de Sanidad, puesto que, bajo su punto de vista, había medicamentos que no debían perder su estatus.

Considera asimismo que “por fin se rompe con la identificación entre prescripción y financiación, otro aspecto positivo de la medida”, que además permite a la industria del autocuidado “librarse de la competencia de los financiados”. Sin embargo, reconoce que aún hay que conocer cómo se va a abordar la cuestión de los medicamentos que requieran receta médica, y que sería preferible “que los desfinanciados no requiriesen prescripción”.

Contra algunas voces que hablan de los posibles aumentos de precios que se podrían registrar en medicamentos desfinanciados, Gutiérrez indica que “no va a haber subidas importantes. Eso del precio libre es un eufemismo, puesto no que no hay mejor control que la competencia entre compañías”.

¿Sacrificio o desahogo?

En cambio, aunque Farmaindustria apoya la medida, en un comunicado advierte de que “supondrá importantes sacrificios y esfuerzos para las compañías afectadas, que verán fuertemente reducido su mercado”. No coincide esta visión con la del director general de Anefp, quien la considera “un desahogo”. García Gutiérrez opina que “la industria farmacéutica puede paliar lo que está sufriendo por la reducción de precio apostando por los medicamentos de dispensación libre”, un mercado que gracias a la desfinanciación crecerá, aunque Anefp aún no ha contabilizado cuánto.

Por contra, De la Cuerda replica a García Gutiérrez: “Tampoco nadie te asegura que el volumen de unidades sea el mismo. A lo mejor ganas un poco más por cada fármaco, pero siempre vas a vender menos sin financiación que con ella”.

Redaccionmedica

Jueves, 28 de junio de 2012