Ecuador: Las farmacéuticas piden la sustitución de importaciones

Los fármacos nacionales tienen mayor demanda en las farmacias de barrio. Foto: cortesía

Hace cinco años, solamente un 15% de las compras públicas que realizaba el Estado era abastecido por las empresas nacionales, en la actualidad llega al 50%.

La decisión de priorizar a las empresas nacionales en la adquisición de medicamentos que demanda la red de unidades y centros hospitalarios, regentados por el Ministerio de Salud Pública, logró que la industria farmacéutica vendiera tres veces más en menos de tres años y ejecutara sendas inversiones para colocar sus plantas en estándares internacionales. El fin: sustituir la importación de medicamentos que pueden ser procesados en el país.

“Desde hace tres años el crecimiento ha sido vertiginoso”, asegura Juana Ramos, representante del sector farmacéutico, quien revela que la razón para el desarrollo de la industria de medicamentos se debe a la priorización que tienen en el portal del Instituto de Contratación Pública (Incop) en el que han registrado un aumento de ventas “impensables”.

Por ejemplo, si se compara lo que se vendía hace cinco años con lo actual, es superior, no solo en las colocaciones que hacen en el sector público, sino también en el privado, reiteró.

“Es evidente que el Gobierno ya no les compra el 15% de lo que demanda en medicinas, sino que ahora adquiere el 50% de lo que demanda a los nacionales. El haber priorizado la producción local es la clave del desarrollo que hay en el sector, anotó.

Reveló que la seguridad que le da el Ejecutivo con las compras públicas permite a los empresarios desarrollar programas de modernización de sus plantas que ahora están avalizadas y tienen estándares de calidad internacional.
Manuel Procel Castañeda, gerente comercial, mencionó que la cadena de referencia de calidad al recibir los medicamentos en la red de hospitales públicos permitió que la demanda en el sector privado aumentara en un 50%.

Es decir, que los medicamentos nacionales compiten en calidad con las medicinas importadas, en las perchas de las farmacias de barrio, porque reconocen sus resultados positivos y los precios están más al alcance. Esto se logró gracias al empuje que le dio el Ejecutivo de preferir adquirir.

Juana Ramos afirma que sustituir las importaciones es viable, pero es necesario que les proporcionen las seguridades necesarias en el orden de compra de producción, entre otros, para edificar plantas que solo produzcan medicamentos hormonales u oncológicos.

Renato Carló afirmó que la industria local está en capacidad de producir medicamentos que sustituyan a los importados, por lo que requieren fortalecer la tecnificación. “Este es un reto que lo podemos afrontar y estamos de acuerdo en realizarlo”.

Etiquetas: ECONOMÍA, ECUADOR, farmacéuticas

27 de junio del 2012