Argentina.Medicamentos: rige el sistema de trazabilidad

La nueva modalidad permite identificar los productos y seguirlos desde su producción hasta su venta.

Publicado el 19/06/2012 – Desde el 15 de junio está rigiendo en Argentina una nueva etapa en el Sistema de Trazabilidad de Medicamentos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que obliga a incorporar en toda la cadena de distribución a un grupo denominado ‘Productos Críticos’. La resolución número 3683/11 de la autoridad sanitaria establece puntualmente que a partir de esa fecha se deberá identificar o ‘trazar’ estos medicamentos a través de toda la cadena de producción y distribución. Esta metodología tenderá a reemplazar al actual sistema de troqueles empleado para la seguridad social.
‘Esta disposición es muy importante porque aporta transparencia y seguridad a la producción y comercialización de medicamentos. El sistema ya estaba vigente desde diciembre de 2011 como obligatorio para las droguerías, y a partir de hoy ocurre lo mismo con las farmacias. Va a ir implementándose de a poco, y se van a ir sumando medicamentos nuevos a los ya contemplados en los listados de la ANMAT. El primero de ellos contenía 80 drogas utilizadas para patologías como cáncer o HIV/sida, hemofilia, artritis reumatoidea, fibrosis quística, hepatitis crónica, esclerosis múltiple y trastornos autoinmunes, entre otros. El segundo, que ya entra en vigencia, tiene que ver con drogas utilizadas para patologías ambulatorias. Esto seguirá ampliándose con el tiempo’, indicó el presidente de la Federación Farmacéutica de la República Argentina (Fefara), Manuel Agotegaray.
En tal sentido remarcó que desde hace más de 6 años, la federación comenzó a aplicar el sistema de trazabilidad en los contratos con obras sociales, mutuales y prepagas, y ‘actualmente, éste, acoplado a los programas de la ANMAT, da respuesta a las disposiciones que acaban de entrar en vigencia. Mediante esta herramienta, se puede determinar si un medicamento siguió la cadena de comercialización que correspondía’, agregó Agotegaray.
 La medida consiste en la identificación individual y unívoca en el empaque de cada unidad comercializada, gracias a un dispositivo con un código fiscalizado y auditado por ANMAT, que contiene el código comercial del producto (Global Trade Item Number) y su número de serie. Cuando un medicamento tenga una marca en el empaque que permita advertir que este último ha sido violado, o que sin haber mediado esta última circunstancia, impida su lectura por medio electrónico, éste será automáticamente considerado como adulterado. l